Cómo fortalecer los ligamentos de Cooper

Los ligamentos de Cooper son delgados conjuntos de tejidos conectivos en el pecho ayudan a dar soporte a la masa de los tejidos mamarios. Estos ligamentos conectan la piel que cubre los senos a la clavícula y a los tejidos conectivos inferiores que descansan sobre los músculos pectorales o de pecho, proporcionando la forma característica de los senos. Con la edad, los ligamentos de Cooper se vuelven relajados y los senos comienzan a colgar. Sin embargo, puedes intentar que el proceso sea más lento realizando ejercicios que fortalecen la unión de estos ligamentos con los músculos pectorales.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Mancuernas de 3 a 5 libras

Instrucciones

  1. Realiza pushups. Recuéstate sobre tu estómago en el piso y coloca las palmas de tus manos a tus costados al nivel de tus senos. Dobla los dedos de tus pies hacia el suelo o ponte de rodillas para facilitar el proceso y utiliza tus brazos para levantar tu cuerpo del piso. Baja de nuevo tu cuerpo hasta que tu nariz quede a aproximadamente dos pulgadas del piso. Continúa levantando y bajando tu cuerpo hasta que tus brazos se cansen. Agrega dos repeticiones cada día para desarrollar aguante muscular.

  2. Realiza pec flys o aperturas de pecho al recostarte boca arriba en el piso con tus rodillas dobladas. Sostén tus mancuernas, una en cada mano. Junta las mancuernas directamente por encima del nivel de tus senos y bájalas al piso con tus brazos corvados como arco. Continúa levantando y bajando los brazos hasta cansarte. Realiza tres sets por día de 10 a 20 repeticiones cada uno. Una vez hayas adquirido aguante, puedes incrementar tus repeticiones y/o el peso de las mancuernas.

  3. Ejecuta chest presses o prensas de pecho recostándote boca arriba en el piso con las rodillas dobladas. Sostén las mancuernas, una en cada mano y sosténlas horizontales sobre tus senos, con los codos doblados a los lados. Levanta las mancuernas directamente hacia arriba hacia el techo y bájalas otra vez hacia tus senos. Continúa levantando y bajando las mancuernas hasta cansarte. Realiza tres sets de 10 a 20 repeticiones por día. Puedes gradualmente incrementar el número de repeticiones y el peso de las mancuernas.

  4. Párate derecho. La buena postura es importante para ayudar a mantener la fuerza de los ligamentos de Cooper ya que el jorobarse mueve el peso de los senos hacia adelante, lo que causa más presión sobre los ligamentos.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un sostén adecuado y de soporte para evitar el estiramiento de los ligamentos de Cooper.

Más galerías de fotos



Escrito por marie bell | Traducido por glen boyd