Cómo fortalecer tu disparo de fútbol

Un disparo de fútbol poderoso suena y se ve como una obra de arte, mientras el pie del jugador se aplasta contra la superficie de la pelota con un golpe fuerte y profundo. Ese sonido escuchado de los goleadores conocidos por su disparo fuerte, incluyendo al jugador de Liverpool Steven Gerrard y al de LA Galaxy David Beckham, le pueden dar al arquero segundas opiniones sobre poner las manos para detener la pelota que podría ir a 70 millas por hora o más. Si tus intentos de marcar son más golpes de polvo que disparos de cañones, puedes trabajar para hacer que tu disparo sea más fuerte.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Acércate a la pelota, mira hacia arriba para ubicar las esquinas del arco y calcula la dirección que debe tomar la pelota para ingresar en la esquina. Apunta tu disparo para que atraviese la cara del arco por la esquina más alejada, para hacer que sea más difícil de manejar para el arquero.

  2. Patea el centro de la pelota con la parte de los cordones de tu botín, que en fútbol se llama "cara interna del pie". Golpea la pelota, utilizando todo tu cuerpo, no sólo la pierna para generar potencia, con tus brazos hacia afuera y a los costados para el equilibrio. Balancea la rodilla y la cabeza sobre la pelota. Mantén tu cabeza estable y observa la pelota para que se mantenga abajo y no se vaya sobre el travesaño.

  3. Practica todo lo que puedas, enfocándote en utilizar tu pie más débil para que el disparo sea tan fuerte como con tu pie dominante. Imita a los jugadores como Beckham, que se quedan luego de las prácticas y hacen disparos adicionales para trabajar sus tiros. Practica tus puntos débiles del disparo, ya sea la ubicación de la plata del pie o el seguimiento de la pierna luego del contacto con la pelota.

  4. Fortalece tus piernas y todo el cuerpo para complementar tu trabajo en la técnica de disparo. Realiza ejercicios para fortalecer los isquiotibiales y los glúteos, músculos específicos para patear en fútbol. Realiza estiramientos hacia atrás en una máquina o con una banda elástica pasando de un poste a la parte trasera del tendón de Aquiles, recomienda el médico deportólogo Donald T. Kirkendall en "Soccer Anatomy". También puedes fortalecer estos músculos con levantamientos de barra, giros de pesas o extensiones de cadera utilizando la bola de estabilidad.

  5. Trabaja en los glúteos, isquiotibiales y músculos de la pantorrilla haciendo una flexión de espalda con espalda si no tienes acceso a un equipo de gimnasio. Engancha los codos con tu compañero mientras te inclinas hacia atrás, con los talones a dos pies de tu compañero. Agáchense juntos hasta que las rodillas formen un ángulo a 90 grados y levántense a la vez.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por franco castro