¿Pueden las fórmulas para lactantes causar problemas intestinales?

Los bebés alimentados con fórmula suelen tener un patrón de heces diferente que los bebés alimentados con leche materna. Aunque el patrón es diferente, no debería dar lugar a problemas intestinales problemáticos o dolorosos. Con un ojo atento sobre el cronograma de eliminación de tu bebé, deberías ser capaz de determinar si la fórmula infantil está causando problemas a tu pequeño.

¿Qué es normal?

Antes de determinar si tu bebé tiene problemas intestinales, necesitarás conocer los hábitos intestinales normales de un bebé alimentado con fórmula. Si tu bebé va de cuerpo todos los días y las heces son de color claro y con una consistencia de mantequilla de maní, sus heces son normales, de acuerdo con el Leeds, Grenville & Lanark District Health Unit de Ontario, Canada. Incluso es normal que un bebé llore mientras defeca. Las molestias no indican estreñimiento, siempre que la consistencia esté dentro de los parámetros normales.

Problemas de diarrea

Evalúa los síntomas para determinar si tu bebé tiene diarrea. Los síntomas de la diarrea incluyen deposiciones frecuentes, sueltas y acuosas. Si la fórmula infantil está causando diarrea, la causa de que tu hijo reaccione negativamente a la lactosa presente en la fórmula puede ser la intolerancia a los alimentos. Si tu bebé tiene diarrea, llama inmediatamente al pediatra para descartar la intolerancia a la fórmula. Tu médico te puede sugerir cambiar a un tipo diferente de fórmula.

Estreñimiento

Un bebé constipado expulsa heces secas y duras con esfuerzo y quejidos significativos, afirma AskDrSears.com. Puedes encontrar restos de sangre en las heces y tu bebé puede defecar con menos frecuencia de lo normal. Consulta a tu pediatra si tu bebé tiene estreñimiento. Puede ser que te recomiende probar un tipo diferente de fórmula. Las fórmulas hidrolizadas tienen fórmulas especiales de proteínas que hacen que sean más fáciles de digerir para los bebés con alergias alimentarias o sensibilidad a los alimentos. También puedes tratar de alimentar a tu pequeño con la mitad de fórmula pero repartida en dos veces para ayudar a que sus intestinos digieran mejor la fórmula, sugiere AskDrSears.com.

Cuestiones debido a una mezcla incorrecta

Errores en la medición de fórmula y en la mezcla pueden causar problemas intestinales en los bebés. La mezcla de la fórmula con muy poca agua o más fórmula que la indicada puede causar diarrea, advierte Leeds, Grenville & Lanark District Health Unit. La falta de dilución de la fórmula podría causar problemas en el sistema digestivo de tu bebé. Si bien el exceso de dilución de la fórmula no debería causar diarrea, también debes evitarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por sofía bottinelli