¿Puede la fórmula empeorar la tos de un bebé?

Cuando escuchas tu bebé toser, puede causar que te preocupes, pero la tos es un reflejo común que ayuda a proteger sus vías respiratorias, informa Kids Health. Puede ocurrir debido a irritaciones o podría ser para eliminar las secreciones de los pulmones, según HealthyChildren.org. En circunstancias normales, alimentar a tu bebé con fórmula no debe empeorar la tos, pero hay algunas cosas que debes considerar al dar a tu bebé su mamadera.

Alergia a la leche

La mayoría de las fórmulas infantiles son a base de leche; un niño con alergia a la leche puede tener una reacción alérgica a la fórmula, que puede incluir síntomas respiratorios tales como tos después de comer. La mayoría de los niños supera la alergia a la leche, una de las alergias más comunes en los niños, a los 3 años.

Reflujo en bebés

Los bebés que tienen reflujo gastroesofágico tienen un músculo más débil que lo normal, llamado el esfínter esofágico inferior, entre el estómago y el esófago. La fórmula puede causar reflujo del estómago y el esófago, causando que escupa. El bebé también puede aspirar una pequeña cantidad dentro de los pulmones, causando una tos. Si el reflujo progresa a enfermedad por reflujo gastroesofágico, más comúnmente conocida como GERD, el bebé puede desarrollar una tos frecuente, especialmente después de la alimentación. Esto puede ocurrir si amamantas o usas fórmula. Los bebés que beben de una mamadera pueden tragar más aire que aquellos que amamantan, lo que puede aumentar los escupos y la tos. La sobrealimentación también puede aumentar el reflujo; la sobrealimentación ocurre con más frecuencia con biberón que con la lactancia materna, dado que los bebés en lactancia normalmente deja de alimentarse solos cuando están llenos.

Apuntalar la mamadera

Con la lactancia, tu bebé debe ser succionar para conseguir leche. Con el biberón, la fórmula continúa saliendo del chupete, incluso cuando el bebé deja de mamar, debido a la gravedad. Si apuntalas el biberón, especialmente si el bebé está recostado o en una posición semi-reclinada, es más probable que se ahogue y aspire una pequeña cantidad de fórmula en los pulmones, lo cual pueden causar tos.

Producción de moco y fórmula

La tos de tu bebé puede aumentar la mucosidad en la garganta y los pulmones. Contrariamente a la opinión popular, la leche y productos lácteos, como fórmula, no aumentan la producción de moco, según el especialista en alergia Dr. Raymond Mullins. Si tu bebé tiene una tos, no hay razón para no darle su fórmula normal a menos que su doctor sugiere sustituirla por otra cosa.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por paulina illanes amenábar