Formas seguras para que los adolescentes bajen de peso en dos meses

Que un adolescente quiera perder unos cuantos kilos para una próxima fiesta de graduación o baile de bienvenida suena como un objetivo inocente, pero cuando la pérdida de peso se convierte en una obsesión, puede ser peligroso. Si tu hijo quiere bajar de peso en dos meses, elogia sus metas realistas, pero asegúrate de que sabe que los métodos de los adultos para la pérdida de peso no son recomendables, dice la Fundación Médica de Palo Alto. En vez de contar calorías y recortarlas, ayuda a que tu adolescente se enfoque en cambios de estilo de vida saludables que puedan ayudar a perder peso poco a poco y de forma segura.

Dejar los objetivos poco realistas

En los medios de comunicación, es común ver cuerpos que se han transformado con facilidad, sin la ayuda de la dieta y el ejercicio. Tu hijo es asaltado con imágenes de físicos que son considerados perfectos y cuerpos magníficos. Es importante que sepa que se trata de objetivos poco realistas, dice la Clínica Mayo. Ayuda a tu adolescente a fijar metas que sean perfectas para él, de acuerdo con un nivel de condición física y éxito alcanzables que le harán sentirse exitoso.

Mejores refrigerios

Papas fritas, pasteles y otras comidas azucaradas son meriendas típicas para después de la escuela para la mayoría de los adolescentes. Puedes ofrecer mejores alternativas limpiando tus alacenas y reemplazando alimentos altamente procesados ​​con galletas integrales, queso natural, frutas y verduras. Cortar las frutas y verduras, y guardarlas en la nevera hace que sean de fácil acceso y una opción original para un adolescente hambriento.

Actividad física

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan por lo menos 60 minutos de actividad física todos los días para los adolescentes hasta la edad de 17 años. Tu hijo adolescente no tiene por qué ir a una carrera de una hora para obtener la cantidad recomendada de ejercicio, en su lugar, los cambios en la actividad, como ir en bicicleta a la escuela en lugar del autobús o ir a dar un paseo con algunos amigos pueden ayudar cumplir con el requisito y dar a tu hijo suficiente ejercicio cada día.

Bebidas saludables

Las máquinas expendedoras en la escuela de tu hijo están probablemente llenas de opciones azucaradas, como el jugo de frutas y los refrescos. Una botella de agua recargable es un pequeño cambio que puede ahorrar a un adolescente una gran cantidad de calorías cada día, toma nota KidsHealth.org, una división de la Fundación Nemours. Si cada soda o jugo de fruta tiene 150 calorías, y tu hijo normalmente toma dos, es un ahorro de 300 calorías cada día. El agua es una mejor opción para la hidratación, y si tu hijo extraña el sabor de soda, puedes invertir en aguas saborizadas bajas en calorías.

Deportes de equipo

Los deportes de equipo pueden ayudar a que tu hijo adolescente se involucre y pierda algo de peso a través de la actividad física saludable y el entrenamiento. Sólo unirse a un equipo, ya sea a través de la escuela o a través de programa de recreación de tu ciudad, puede dar a tu hijo una excusa para trabajar más duro de lo normal durante el entrenamiento. Incluso si los deportes de equipo no son importantes para tu hijo, puede estar interesado en los deportes individuales como natación, gimnasia y hasta tiro con arco.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por natalia pérez