Formas saludables de cocinar las alas de pollo

Las alas de pollo son una comida deliciosa que les gusta a todos. Unas sabrosas alas de pollo cubiertas con salsa agridulce son el plato perfecto para una comida familiar o una cena casual. Desafortunadamente, las alas de pollo frito son ricas en grasas y calorías, pero no te preocupes. No necesitas una freidora para preparar alas de pollo. Existen otras opciones más saludables para preparar esta entrada clásica sin arruinar tu dieta.

Al vapor

Cocinar al vapor es uno de los métodos más eficientes de cocción, ya que el vapor tiene mucha energía y transfiere el vapor a la comida rápidamente, reporta el científico de los alimentos Harold McGee en su libro "On Food and Cooking -- The Science and Lore of the Kitchen." McGee recomienda usar vapor para cocinar cortes pequeños de carne, de modo que funciona bien para las alas de pollo. El vapor ayuda a disolver la grasa, reduciendo el contenido calórico total. Para cocer las alas al vapor, usa una canasta para colocar sobre la estufa, bolsas de vapor para microondas o cuécelas al vapor en el horno dentro de trozos de papel de aluminio.

Al horno

El horno es otra forma de cocinar las alas de pollo. El horno les da a las alas una cubierta crocante sin tener que freírlas. Sin embargo, el chef Alton Brown advierte que a menudo el horno hace que la grasa dentro de las alas de pollo se queme y humee antes de que la carne termine de cocerse. Para prevenirlo, Cooks.com recomienda colocar las alas de pollo congeladas en una asadera descartable de aluminio y colocarlas directamente en un horno a 250°F, sin descongelar. Si deseas, añade salsa búfalo u otro condimento antes de colocarlas en el horno.

Asadas

Asar las alas es otra forma saludable de cocinarlas. Las parrillas, en especial las que son al carbón, añaden un sabor profundo sin glaseados con azúcar ni salsas grasosas. Para asar cosas pequeñas, el número de junio-julio de 2007 de la revista "Cooks Illustrated" recomienda rociar una parrilla para enfriar con rocío anti-adherente de alta temperatura y colocar esta rejilla perpendicular a las barras de la parrilla, usándola para sostener los alimentos. Esto evita que la comida se pegue o se caiga entre las rejas. Revisa las alas con frecuencia ya que tienden a quemarse con facilidad.

En caldo

Una última forma de cocinar las alas de pollo es usarlas para el caldo. Un caldo casero de pollo es delicioso para añadir sabor a sopas, guisos y salteados. Como las alas de pollo tienen mucho tejido conectivo, pueden añadir cuerpo y sabor a un caldo que de otra forma sería más líquido e insípido. Para usar las alas de pollo en un caldo, simplemente reemplaza el pollo de la receta por una cantidad equivalente (en peso) de alas de pollo. Reduce la temperatura del fuego ligeramente teniendo en cuenta que las alas de pollo son pequeñas.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie greenwood | Traducido por mike tazenda