Formas saludables de beber cafeína

Cuando se la utiliza imprudentemente, la cafeína puede sobrecargar el sistema nervioso, el estrés de tu sistema digestivo, conducir al aumento de peso y causar adicción. Si sigues instrucciones razonables para el consumo de cafeína en una forma saludable, sin embargo, la sustancia será capaz de mejorar tu estado de ánimo, estimular tu metabolismo, tu rendimiento físico y mejorar tu agudeza mental. Incluso, algunos estudios muestran que la cafeína puede proteger contra la diabetes, el Parkinson, la enfermedad de hígado e incluso varios tipos de cáncer, según informa la Northwest Parkinson’s Foundation.

Bebe con moderación


Limita tu consumo de cafeína.

En exceso, el consumo de cafeína puede causar ansiedad, temblores, náuseas, deshidratación y, en algunos casos extremos, la muerte, advierte el Centro Médico de la Universidad de Maryland . Puedes evitar estos efectos secundarios desagradables, a menos que seas particularmente sensible, sin dejar de cosechar todos sus beneficios a corto y largo plazo a través del consumo de cafeína con moderación. Limítate a 200 o 300 miligramos de cafeína por día, lo que significa dos o tres tazas de café, de dos a seis tazas de té, de cuatro a ocho porciones de refrescos o dos o tres porciones de una bebidas energéticas. Recuerda que una lata de una bebida con cafeína por lo general contiene varias porciones.

Bebe en la mañana


Cansancio de la tarde.

La cafeína permanece en el cuerpo durante entre cuatro y seis horas, explica la División de Medicina del Sueño de la Facultad de Medicina de Harvard. Si la cafeína se encuentra todavía en tu sistema cuando vas a la cama, entonces podrías experimentar insomnio o un sueño inquieto. Puesto que una buena noche de sueño juega un papel crucial en tu salud en general, evita el consumo de cafeína después de la mitad de la tarde. De esta manera, tu cuerpo podrá procesar la cafeína por completo durante la parte de vigilia del día, dejando tu cuerpo libre de cafeína y listo para dormir cuando sea hora de hacerlo.

Elige opciones bajas en calorías


El café helado puede estar lleno de azúcar.

Si bien la cafeína no contiene calorías, el consumo de cafeína de manera habitual puede conducir al aumento de peso, en caso de que elijas bebidas no saludables. Una taza de café negro contiene aproximadamente 5 calorías, pero si lo cargas con edulcorantes y crema, puede llegar a contener varios cientos de calorías. Una café gran endulzado y helado puede contener por encima de 500 calorías, según el sitio web del Blue Mountain Hospital District. Una porción de soda regular puede proporcionar 150 calorías o más, y una lata contiene dos o más porciones, según informa la University of Illinois en el Urbana-Champaign McKinley Health Center. Si tomas café, sólo añade cantidades ligeras de crema y azúcar. Elige cremas sin grasa, ligeras o libres de azúcar. Tanto para el café como para el té, utiliza endulzantes libres de azúcar, naturales y ligeros. Si bebes gaseosas o bebidas energéticas, elige las versiones de dieta o libres de azúcar.

Elige fuentes que brinden beneficios


Bebida gaseosa.

Las sodas y bebidas energéticas ofrecen sólo cafeína y calorías vacías o edulcorantes artificiales potencialmente peligrosos. La forma más sana de beber cafeína es beber café o té; estas bebidas son resultado de sustancias naturales y ofrecen beneficios adicionales. Los aceites en el café, por ejemplo, pueden ayudar a proteger contra el cáncer de mama, según la Northwest Parkinson’s Foundation. El té, especialmente el té verde, podría funcionar en contra del cáncer, prevenir la enfermedad de las arterias coronarias, la diabetes y las enfermedades del hígado, además, ayuda a bajar el colesterol alto y a perder peso.

Más galerías de fotos



Escrito por lily medina | Traducido por guido grimann