Formas recomendadas de cocinar el solomillo de res sin hueso

El solomillo es un corte relativamente magro, tierno, sabroso y económico en cuanto a su rendimiento en la carne de res, lo que lo hace ideal para asar. Como es tierno, este corte se beneficia de los métodos de cocción seca como al horno y a la parrilla. Debido al gran tamaño del corte, el calor indirecto del horno es el método de cocción recomendado para el solomillo de res, en lugar del calor directo de una parrilla, que es más difícil de regular.

Prepara y condimenta el solomillo

Recorta el tejido conectivo duro color plateado de la superficie de la carne con un cuchillo afilado y flexible, como un cuchillo para deshuesar. Quita los trozos grandes de grasa de la superficie. Está bien dejar los trozos más pequeños de grasa. Condimenta el solomillo con sal, pimienta, hierbas y especias, como tomillo, romero, pimienta de cayena, mostaza seca o polvo de ajo. Coloca el corte sobre un plato o asadera, cúbrelo con film de plástico y déjalo reposar a temperatura ambiente por una a dos horas. La carne a temperatura ambiente se dora más efectivamente que la carne fría.

Dora la superficie

Añade aceite de oliva a una sartén honda u olla precalentada en la estufa a fuego medio. Coloca la carne condimentada en el aceite y dora su superficie. Dorar la carne mejora el sabor y evita que pierda líquidos. Gira el corte una vez que la parte de abajo tenga un agradable color caramelo, y repite el proceso hasta que toda la superficie esté dorada. Para no tener que limpiar tanto, usa una sartén u olla apta para horno, para que puedas dorar la carne en la estufa y luego asarla sin tener que cambiar de recipiente.

Transfiérela al horno

Añade vegetales como papas, cebollas, zanahorias, apio o pimientos a la sartén, si así lo deseas. Puedes también verter una pequeña cantidad de vino o caldo de carne par mejorar el sabor y desglasear el fondo del recipiente. Coloca el solomillo en un horno a 325°F. No cubras la carne mientras ésta se asa.

Cocina hasta lograr una temperatura segura

El tiempo de cocción depende en el tipo de corte y su tamaño. Un solomillo pequeño se cocina en unos 30 o 40 minutos. Otros cortes en general se cocinan en 16 a 21 minutos por libra. Revisa la temperatura interna de la carne con un termómetro para determinar de forma precisa cuándo está lista. La carne de res debe estar a 145°F para ser segura de consumir, de acuerdo con el United States Department of Agriculture. El calor ambiente continúa cociendo la carne luego de que la quitas del horno, elevando su temperatura interna de cinco a diez grados. Por lo tanto, puedes quitar el solomillo del horno cuando llegue a 135 o 140°F, si prefieres tu carne bien jugosa. Quita el solomillo del horno cuando llegue a 150°F para disfrutar de una carne a punto, o espera hasta que llegue a 160°F si te gusta bien cocida. Los profesionales de la cocina recomiendan servir el solomillo de res jugoso.

Deja reposar la carne

Cubre la carne con papel de aluminio luego de que la quites del horno. Déjala reposar por 5 a 15 minutos antes de cortarla o servirla. Los jugos comienzan a espesarse mientras la carne reposa, previniendo que ésta esté muy húmeda cuando la cortas. Coloca la sartén sobre la estufa a fuego medio-bajo para preparar una salsa con los jugos de la carne. Añade harina para hacer un roux, y luego aligera la salsa con leche o caldo, batiendo continuamente.

Más galerías de fotos



Escrito por lamar grey | Traducido por mike tazenda