Formas rápidas de superar un tirón muscular

Muchas enfermedades comunes, tales como los calambres, se confunden con lesiones musculares, advierte el masajista registrado Paul Ingraham. La diferencia con un tirón muscular, también conocido como tensión muscular, es que lo sientes inmediatamente después de hacer ejercicio y afecta a un solo músculo. Si sufres de un tirón muscular, existen remedios tópicos y suplementos dietéticos que pueden acelerar tu recuperación, aunque los tiempos de recuperación específicos varían dependiendo de los músculos afectados y la gravedad de tu distensión.

Mantenlo en alto

Si el área adolorida donde se produjo la distensión muscular luce inflamada, enrojecida, roja o hinchada, elévala inmediatamente. Esto ayuda a reducir el flujo de sangre y los fluidos de la zona y reduce al mínimo la hinchazón general. La elevación es uno de los primeros pasos en el método RICE -reposo, hielo, compresión y elevación- propuesto por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel para ayudar de manera inmediata a "aliviar el dolor... y acelerar la curación". Por ejemplo, si has distendido un músculo de tu antebrazo, sostenlo con el brazo opuesto o usa un cabestrillo para el brazo. Apuntala el músculo lesionado al dormir con almohadas u objetos similares mientras estás acostado.

Aplica hielo

La crioterapia, el término de lujo utilizado por entrenadores personales para referirse a la acción de poner hielo en la lesión, ayuda con todo tipo de dolor muscular. La terapia con frío debe aplicarse a tu distensión muscular tan pronto como sea posible una vez que te des cuenta de que te has hecho daño. La Asociación de Médicos de Ringside recomienda envolver una bolsa de hielo en una toalla y mantenerla apoyada en tu tirón muscular durante 10 minutos cada tres horas. Continúa haciendo esto durante tres días. La terapia con frío reduce la actividad del nervio, ayudando así a minimizar el dolor en el área. También mejora el rango de movimiento en el músculo lesionado.

Toma un descanso

Tu cuerpo necesita descansar para ayudar a reparar el tejido muscular roto o tenso. Evita ejercitar los alrededores de tu tirón muscular hasta que seas capaz de hacer movimientos sin sentir dolor. Hacer ejercicio mientras tu músculo se encuentra distendido o tensionado aumenta el riesgo de lesión. También puede reducir la velocidad a la que se recupera tu extremidad lesionada.

Come el alimento adecuado

Tu médico te puede recetar varios medicamentos para el dolor ante un tirón muscular, pero trata de prescribirte una dieta saludable para ti mismo. Varios alimentos específicos pueden ayudar con el dolor muscular y la recuperación muscular, de acuerdo con una columna realizada por la dietista registrada y entrenadora personal certificada Gina Crome del Consejo Estadounidense de Ejercitación. Por ejemplo, intenta comiendo cerezas. Las cerezas contienen antioxidantes que ayudan a combatir la inflamación. O bien, prueba un poco de sandía, que es rica en el aminoácido L-citrulina que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y puede ayudar a reducir el dolor muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua duvauchelle | Traducido por eliana belen doria