Formas rápidas de aliviar el dolor muscular

Ya sea el resultado de un ejercicio de rutina, levantar un peso importante en el trabajo o cualquier otro esfuerzo, el dolor muscular puede ser inevitable. Ejercitar y un incremento en la actividad física naturalmente fatigarán y estresarán tus músculos. Este dolor muscular normalmente significa que tu cuerpo está fortaleciéndose y acostumbrándose a la actividad. Por suerte, existen varias formas rápidas y sencillas de aliviar la molestia del dolor muscular.

Estiramientos

Realizar una rutina de estiramientos, antes y después de ejercitar, te ayudará a aliviar dolores musculares y evitar que ocurran la próxima vez. Es importante notar que nunca debes estirar con los músculos fríos. Si estiras antes de un entrenamiento, debes hacer algunos saltos (jumping jacks) y caminar intensamente por unos cinco minutos antes de comenzar tu rutina de estiramientos. Una vez que estás en caliente, estira los músculos que trabajarás durante tu rutina. Una vez que hayas terminado de ejercitar, vuelve a estirar los mismos músculos. Esto no sólo te servirá para enfriar, sino que te ayudará a relajar los músculos que se han esforzado, aliviando el dolor.

Calor

El calor es una forma efectiva de combatir el dolor muscular, de acuerdo con DallasNews.com. Puedes aplicar el calor mediante una compresa caliente o un parche caliente, o sumergiéndote en un baño tibio. El calor incrementa el flujo de sangre al músculo dolorido, permitiéndole sanar más rápidamente. El calor también ayuda a relajar los músculos. Si tu dolor está causado por una lesión, como un desgarro, aplica hielo al músculo por al menos dos días antes de usar calor sobre la lesión. El hielo eliminará cualquier inflamación que acompañe a tu lesión.

Medicaciones de venta libre

Si estirar y aplicar calor no funciona sobre tus músculos doloridos, existen medicaciones de venta libre que pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación que acompaña a estas molestias. De acuerdo con MotherNature.com, las medicacioens quee contienen naproxeno sódico, acetaminofeno o ibuprofeno, son las mejores para aliviar el dolor muscular. Sin importar la intensidad del dolor, sigue rigurosamente las instrucciones y nunca excedas la dosis apropiada explicitada en el envase. Si aún sufres de dolor muscular luego de intentar varios medicamentos, es probable que el dolor sea causado por una lesión. En ese caso, consulta con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin davis | Traducido por mike tazenda