Formas para perder peso sin correr

Siempre se ha dicho que si quieres perder unas libras, tienes que salir a correr; sin embargo, debes saber que esta no es la única actividad aeróbica que quema calorías y ayuda a que pierdas peso. En este sentido, puedes considerar otras actividades de bajo impacto y menos extenuantes, a la vez que modificas tu estilo de vida para ayudarte a lograr tus metas sin poner tensión en tus articulaciones y músculos. Verifica con tu proveedor de salud antes de comenzar un programa de ejercicio por primera vez o si hace ya tiempo que abandonaste los programas de acondicionamiento físico o, aún más importante, si tienes problemas de salud cónicos.

Dieta

Hacer cambios positivos en tu dieta es una de las mejores maneras de alcanzar tu meta de perder peso y te permitirá mantenerte una vez que lo alcances. Hoy en día existen muchísimas dietas que prometen maravillas y tu puedes sentirte tentada a probarlas para perder peso rápidamente; sin embargo, ten muy en cuenta que si buscas un resultado más saludable y duradero, los expertos sólo recomiendan perder entre 1 o 2 libras por semana. Puedes continuar comiendo aquellos alimentos que disfrutes, aunque reduciendo las porciones, o bien puedes encontrar otras alternativas que sean de poco contenido calórico como, por ejemplo una pizza casera saludable con harina integral y queso bajo en grasa en lugar de la típica que pides para llevar. Esfuérzate por incluir varias frutas, vegetales, granos y fuentes proteicas magras en tu dieta diaria. Comenta todas tus necesidades calóricas con tu doctor o nutricionista para que puedas diseñar un plan que te anime a cambiar la manera en que comes, en lugar de adherirte a una dieta estricta por un período corto de tiempo con la finalidad de perder peso instantáneamente.

Ejercicio de bajo impacto

La actividad física es un componente vital de cualquier programa de pérdida de peso. Intenta realizar 150 minutos de actividad moderada-intensa por semana si es que no puedes manejar un ejercicio aeróbico más vigoroso, tal como recomienda Weight-control Information Network, un servicio de National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Considera que el ejercicio de bajo impacto como caminar a ritmo constante, nadar y andar en bicicleta (ya sea en una ordinaria o en una fija), son menos agresivos con tus articulaciones y tus músculos en comparación con los deportes de alto impacto. Si realmente quieres bajar de peso, entonces presiónate para realizar, por lo menos, 10 minutos a la vez hasta que acumules energía y puedas engancharte en periodos más largos, como recomienda Weight-control Information Network. Asimismo, tal como remarca MayoClinic. com, siempre calienta y estira durante unos cinco minutos antes y después de hacer un ejercicio para evitar lesiones.

Entrenamiento de fuerza

Entrenar tu fuerza dos o más días a la semana junto con tu ejercicio aeróbico de bajo impacto puede ayudarte a perder peso debido a que tus músculos queman más calorías que grasa. Apunta a tus grupos de músculos principales con pesas, aparatos, bandas elásticas de resistencia o con ejercicios que utilicen el propio peso del cuerpo, incluyendo flexiones de brazos, tal como recomienda Weight-control Information Network. Asimismo, considera los efectos de tu rutina de entrenamiento de fuerza cuando te vayas pesando durante toda tu proceso de pérdida de peso y ten en cuenta que puede haber semanas en donde no verás los números descender. No debes asustarte, ta que puede que hayas perdido grasa y que hayas reemplazado aquella pérdida de peso con músculo saludable. Recuerda que es muy importante que te tomes un día libre entre cada sesión de entrenamiento de fuerza para permitirle a tus músculos recuperarse.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por stefanía saravia