Formas naturales de estimular la producción de leche materna

La baja producción de leche es una preocupación común entre muchas madres que están amamantando. Aunque la mayoría produce leche suficiente para alimentar a su bebé, hay formas naturales de estimular un mayor suministro. Estas incluyen amamantar con más frecuencia, estar bien hidratada y consumir alimentos que estimulen la producción de leche. Si continúas con la preocupación sobre el crecimiento de tu bebé o tu suministro de leche, consulta al pediatra y al consultor de lactancia.

Amamantamiento frecuente

La producción de leche materna es un proceso de suministro y demanda o, más exactamente, un proceso de demanda y luego suministro. Cuando tu bebé mama por completo la leche de tus pechos, esto desencadena que tu cuerpo produzca más leche. Cuando amamantas con más frecuencia, hay más demanda y tu cuerpo responderá con una mayor producción. Para aumentar el suministro, la consultora en lactancia certificada Kelly Bonyata recomienda amamantar cada 1 1/2 a 2 horas durante el día y al menos cada tres horas a la noche.

Considera el extractor de leche

Debido a que la leche materna es un proceso de demanda y producción, cuanto con más frecuencia se vacíe el pecho, más grande será la producción. Si tu bebé tiene problemas para vaciar tus reservas o no quiere mamar con más frecuencia, sacar la leche puede acelerar el suministro. Como la intención es vaciar el pecho por completo, sigue extrayendo por uno o dos minutos hasta que veas la última gota de leche. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad de leche que extrae no es un indicador exacto de la producción. Un bebé que mama bien puede extraer tu leche con mucha más eficiencia que cualquier extractor.

Nutrición e hidratación adecuadas

Cuidarte es una parte esencial del éxito del amamantamiento, pero puede ser de menor prioridad cuando estás cuidando de tu bebé. Tu cuerpo necesita un mínimo de 1,800 calorías al día cuando estás lactando. Tratar de consumir menos calorías para perder el peso del embarazo puede hacer que tu cuerpo se agote, haciendo más difícil la producción de leche. Aunque el consumo de líquidos no está directamente relacionado con una mayor producción de leche, beber en respuesta a la sed es importante. Bebe lo suficiente para mantener tu orina clara, por lo general de seis a ocho vasos al día.

Ayuda de hierbas

El fenogreco es un suplemento de hierbas, y aunque no hay evidencia científica de que aumente el suministro, las madres lo han usado con este propósito por cientos de años, según lo expresa la consultora en lactancia certificada Anne Smith. El fenogreco está calificado como GRAS (siglas en inglés de generalmente considerado seguro), pero puede causar una disminución del azúcar en sangre. Según Smith, la dosis recomendada es de dos a tres cápsulas tres veces al día. Deberías ver un notable aumento de tu suministro de leche en uno a tres días si tu cuerpo responde a la hierba. Antes de comenzar a tomar cualquier medicamento o suplemento de hierbas como el fenogreco, consulta primero a tu médico y al pediatra.

Más galerías de fotos



Escrito por christina fitzgerald, ms, rd, ld/n | Traducido por maria eugenia gonzalez