Formas naturales de dominar el apetito

Para dominar el apetito, no es necesario tomar medidas extremas o pastillas para adelgazar; existen formas naturales de tener un mejor control sobre lo que uno come. Cambia la forma en que piensas sobre la comida, lo que comes, cómo duermes y lo que tomas para dominar tu apetito.

Come con más frecuencia

Comer con más frecuencia te ayudará a evitar sentir demasiada hambre y arriesgarte a ceder ante comidas tentadoras. Come comidas pequeñas o bocadillos cada 3 o 4 horas para mantener altos los niveles de energía y el hambre a raya. Mantente alejado de los alimentos poco sanos, con alto contenido graso o de azúcares; estos se digieren rápido y generan bajadas en el nivel de azúcar en sangre, lo que causa hambre. Opta por comidas y bocadillos pequeños que contengan mucha fibra y/o proteína magra, como por ejemplo el cereal integral, las frutas, las verduras y los frijoles.

Duerme más

El sueño es una fuente de energía libre de calorías. Además, dormir más puede cambiar el equilibrio hormonal, disminuyendo el apetito. Según un estudio publicado por PubMed Central, la gente que duerme menos tiene menores niveles de leptina y mayores niveles de ghrelina; hormonas que aumentan el apetito. Si duermes bien por lo menos 8 horas todas las noches, tu necesidad de comer demasiado disminuirá al día siguiente.

Mantente hidratado

La deshidratación leve a veces se confunde con hambre, lo que hace que la gente coma cuando en realidad tiene sed. Cuando sientas hambre, bebe un vaso de agua y espera 20 minutos antes de comer algo. Si aún tienes hambre luego de los 20 minutos, come un bocadillo sano y liviano. Siempre lleva agua contigo para mantener alto tu nivel de hidratación. También es de ayuda beber un vaso de agua antes y con las comidas para comer menos.

Aguanta hasta el final

Cuando te sientas tentado a comer algo, espera. Proponte comer algo en 15 minutos. Luego de los 15 minutos, es probable que el deseo de comer haya pasado, a menos que en verdad tengas hambre. Si aún sientes hambre, come algo pequeño con mucha fibra, como por ejemplo avena.

Come frutas y verduras

Las frutas y verduras tienen propiedades naturales que disminuyen el apetito. Come un pedazo de fruta o verdura cuando tengas hambre para que te ayude a sentirte lleno. Las frutas y verduras están llenas de fibra y agua, lo que te ayudará a llenarte. Según el centro médico de la University of Maryland, los alimentos ricos en fibra llenan y disminuyen el hambre. Además, las frutas y verduras tienen pocas calorías; por lo tanto, consumirlas no resultará en que aumentes de peso sin desearlo. Como bocadillos, como frutas, como por ejemplo manzanas con cáscara, arándanos (blueberries), frutillas (strawberries) o frambuesas (raspberries). Prueba verduras como el brócoli, la alcachofa (artichoke), el coliflor (cauliflower) o las zanahorias.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por noelia menéndez