Formas naturales de aumentar la circulación sanguínea

Incrementar la eficiencia y la eficacia de la circulación de la sangre en el cuerpo implica un sistema cardiovascular saludable y fuerte. El sistema cardiovascular, también llamado sistema circulatorio, está formado por el corazón, la sangre y complejas redes de vasos sanguíneos llamados arterias, venas y capilares. El sistema circulatorio transporta la sangre, los nutrientes y el oxígeno a través del cuerpo y elimina ciertos productos de desecho. Algunas formas naturales de aumentar la circulación sanguínea comúnmente implican hacer modificaciones en el estilo de vida que deban haber sido aprobadas por un profesional de la salud.

No más colillas


El cigarro aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Fumar daña tu corazón y aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Incluso respirar el humo de segunda mano puede debilitar la capacidad de tu corazón para bombear adecuadamente la sangre a través del sistema circulatorio. La Guía para Mejorar la Salud Cardiovascular de la Asociación Americana del Corazón, señala que los estilos de vida más saludables ayudan a reducir las enfermedades cardiovasculares y mejoran la circulación sanguínea. No fumar, o dejar de fumar si lo haces, es parte de un estilo de vida saludable.

Muévete


El simple hecho de caminar rápidamente durante 30 minutos diarios, aumentará tu ritmo cardiaco y ayudarás al sistema circulatorio de tu cuerpo.

Un estilo de vida sedentario en el cual se esté físicamente activo por menos de 30 minutos al día, contribuye a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y a una disminución de la eficiencia en el sistema circulatorio del cuerpo. El ejercicio aeróbico aumenta la circulación sanguínea al elevar tu ritmo cardíaco, lo cual ocasiona que el corazón haga circular la sangre más rápidamente. Caminar regularmente como ejercicio fortalece el corazón, permitiendo que la sangre circule más rápidamente a los músculos y a mejorar la circulación de los vasos sanguíneos pequeños.

Una dieta saludable


Además de beber agua y hacer ejercicio, es importante comer saludablemente para asegurar un buen estado de salud a cualquier edad.

Beber mucha agua todos los días te ayuda a mantener un volumen normal de sangre, lo cual es necesario para una buena circulación. Además de llevar una hidratación apropiada, una dieta balanceada con frutas, vegetales y granos enteros apoya sin duda tu salud cardiovascular manteniendo tus músculos cardíacos fuertes y funcionando normalmente. Una dieta saludable también disminuye el riesgo de colesterol y depósitos grasos que se forman en los vasos sanguíneos, y que pueden debilitar el corazón y limitar la circulación.

El calzado correcto


Tu calzado debe ser el correcto para evitar problemas en los pies.

Los zapatos y botas que no te quedan bien pueden disminuir la circulación de la sangre por la compresión de los dedos de los pies, los pies y los tobillos. Esto crea una presión que aplana los vasos sanguíneos e interfiere con la circulación normal. El calzado que no ajusta correctamente también puede causar hinchazón de los pies y las piernas, lo que interfiere aún más con la circulación de la sangre. Los zapatos que queden correctamente ayudarán a aumentar la circulación sanguínea y pueden disminuir el riesgo de futuros problemas circulatorios.

Más galerías de fotos



Escrito por grace morelli | Traducido por maricela guillen