Formas de mejorar la comunicación no verbal

Las habilidades de comunicación no verbal incluyen la capacidad de leer el lenguaje corporal de otros así como la habilidad de exhibir conducta no verbal que coincida con lo que dices. Cuando tus palabras no coinciden con el lenguaje corporal, otros pueden cuestionar tu integridad. Cuando notas inconsistencias en las palabras y acciones de otros, puedes confundirte. Mejorar las habilidades de comunicación no verbal requiere conciencia propia y agudo poder de observación.

Manejo de estrés

Cuando te sientes estresado, tu habilidad de leer el lenguaje corporal de otros disminuye, de acuerdo con Helpguide.org. El estrés también puede dificultar la comunicación, ya que puedes enviar señales confusas o caer en patrones de conducta que no son de ayuda. Por ejemplo, si estás preocupado sobre un proyecto laboral cuando un colega te detenga a hablar, puedes decir todas las cosas bien, como "¿Cómo estuvo tu fin de semana?" o "¿Qué has planeado para la comida de hoy?", al mismo tiempo, podrías estar buscando dentro de tu maletín, tocar ansiosamente tus dedos y luciendo generalmente tenso (nada alineado con la conducta amigable que tu colega esperaría). Vuélvete consciente de tu estrés y encuentra formas de liberarlo (como ejercicios de meditación) para que no afecte tu comunicación con otros.

Mejorar la conciencia emocional

Junto con el estrés, la conciencia emocional es un elemento clave en mejorar tus habilidades de comunicación no verbal. Observa a otras personas e intenta predecir cómo se sienten en base a su lenguaje corporal. Presta atención a las señales no verbales que envías al hablar. Muestra a otros que notas y te preocupas por cómo se sienten. La conciencia emocional es el bloque de base sobre el cual se construyen las habilidades de decodificación no verbal, así que no omitas este paso. Por ejemplo, observa las señales de franqueza como contacto visual, inclinación, postura relajada y palmas viendo hacia arriba. Muestra a otros que eres amigable comprometiéndote en estas conductas abiertas tú mismo.

Practica observando

La habilidad de decodificar la comunicación no verbal toma práctica. No es algo que puedas aprender en un día. En un artículo de "Psychology Today" sobre el lenguaje corporal, el profesor de psicología de Claremont McKenna College, Ronald E.Riggio, discutió sobre cómo por el curso de cientos de horas de ver cintas de vídeo de conducta no verbal, su habilidad para descifrar el lenguaje corporal mejoró mucho. Puedes practicar observando a otros. Mira el contacto visual, la postura corporal y expresiones faciales. Escucha los cambios en el tono de voz o evalúa el discurso. Por ejemplo, una persona cuyos brazos están cruzados, que se voltea y no hace contacto visual puede estar ocultando algo o no estar interesado en la plática.

Recibe opiniones

Con frecuencia las personas tienen problemas aprendiendo a leer y proyectar lenguaje corporal adecuado debido a que no han recibido opiniones sobre cómo lo hacen, dice Riggio. Consigue la ayuda de un amigo, y pregunta cómo actúas durante la conversación. Puedes sorprenderte al aprender que otros encuentran algunos aspectos de tu conducta desagradables, pero da la bienvenida a la oportunidad de trabajar en ese problema. Por ejemplo, si tiendes a permanecer de pie muy de cerca o hablar muy fuerte, observa la postura que los otros adaptan al hablar y nota el volumen que usan. Utiliza las opiniones que recibes para modificar tu conducta y mejorar la conexión entre lo que dices y cómo actúas, así como la impresión que das a otras personas.

Más galerías de fotos



Escrito por arlin cuncic | Traducido por arcelia gutiérrez