Las formas más fáciles de perder peso en la universidad

La universidad usualmente es la primera vez que estás por tu cuenta y tomas tus propias decisiones. Eres libre de comer y tomar lo que quieras, cuando quieras. Desafortunadamente, no existe un "arreglo rápido" para perder el peso que ganas. Sin embargo, manejar tu estrés, dormir lo suficiente y tomar sólo lo mínimo, así como hacer ejercicio regularmente y mantener hábitos alimenticios saludables, te ayudarán a perder peso exitosamente.

Reduce el estrés

Una carga fuerte de clases y estudio sin duda puede contribuir al estrés, el que puede influenciar al aumento de peso. Un estudio en la edición del 2013 del Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics demostró que los estudiantes que tenían un comportamiento alimenticio saludable, pero que tenían un alto nivel de estrés, mostraron un mayor aumento de grasa corporal que los estudiante que tenían hábitos alimenticios similares, pero menos estrés. El manejo de tiempo es clave para reducir el estrés. Dale prioridad a tus estudios y aunque sea tentador, evita saltarte una clase. Mantente en contacto frecuente con tus profesores y asesores académicos. Pueden ayudarte a reducir el estrés relacionado con lo académico a través de técnicas de planificación y estudio. Prueba también meditar, hacer yoga o ejercicios de respiración para manejar el estrés.

Contando ovejas

Las exigencias de la universidad a menudo pueden dejarte exhausta y a menudo privada de sueño. Según un estudio escrito por investigadores del Department of Medicine de la University of Chicago y publicado en la edición del 2007 de Sleep Medicine Reviews, la falta de sueño puede tener un rol importante en la obesidad. Los efectos negativos de la falta de sueño pueden aumentar los periodos de consumo de alimentos y aumentar el consumo potencial de alimentos de alta energía, como la comida rápida y las sodas, las que son fácilmente accesibles en los campus. Intenta dormir de siete a nueve horas para reducir estos antojos.

Bocadillos nocturnos

Tomar alcohol, lo que es común en las fiestas universitarias, puede contribuir a comer en exceso. Los bocadillos nocturnos usualmente son parte de la experiencia universitaria. Un estudio publicado en una edición del 2008 de Eating Behaviors sugiere que comer alimentos poco saludables tarde en la noche sucede más a menudo en las noches en las que tomas, que en las que no lo haces. Con el tiempo, esto puede hacer que subas de peso. Limita tus episodios de alcohol y evita el consumo excesivo.

De vuelta a lo básico

En este mundo de smartphones, existen muchas aplicaciones gratis que te permiten hacer un seguimiento de las calorías que comes y del tipo de alimentos que consumes, lo que puede ayudarte a apegarte a un plan de pérdida de peso. Únete al gimnasio de la universidad o prueba los deportes interiores para mantenerte activa y conocer a nuevas personas, muchas de las cuales también estarán intentando perder peso. Consume alimentos densos en energía, como frutas y granos enteros, para llenarte y proveer energía duradera. Muchas universidades tienen a dietistas registrados a tu disposición. Para perder peso exitosamente, usa bien tus recursos y disfruta tu travesía.

Más galerías de fotos



Escrito por gavin van de walle | Traducido por ana maría guevara