Formas fáciles para que una chica de 14 años pierda 10 libras

Perder 10 libras no tiene que ser un proceso difícil o doloroso. En vez de eso, hacer cambios fáciles en tus hábitos de ejercicio y dieta te da una mejor oportunidad no sólo de perder el exceso de libras, sino también de mantenerlas lejos. Asegúrate de hablar con tu médico antes de comenzar a perder peso y asegúrate de que estás estableciéndote metas saludables y realistas para después tomar los pasos adecuados para conseguir el mejor cuerpo para ti.

Haz ejercicio todos los días

Los cuerpos de adolescentes requieren alrededor de una hora de actividad física al día. Sin embargo, puedes descomponer esos 60 minutos en sesiones de 10 minutos y aun así quemarás calorías. Puedes ir al gimnasio si quieres, pero no pienses que trotar en una corredora o levantar pesas es la única forma de ejercitarte. Puedes intentar pasear a tu perro en la mañana, ir al colegio en bicicleta, jugar basquetbol durante el almuerzo o tomar una clase de ballet o karate en la tarde. Es mejor elegir actividades que disfrutes, ya que esto hará que sea más probable que sigas haciéndolas incluso después de perder las 10 libras.

Ajusta tus porciones

Si no lees las etiquetas nutricionales y prestas atención a tus proporciones, puede que comas más de lo que piensas. Una buena forma de comenzar un régimen para perder peso es leer los hechos nutricionales y el tamaño de las porciones de lo que comes y ajustar tus porciones de acuerdo a ello. Si todavía tienes hambre después de una comida, puedes comer más, pero espera por lo menos 20 minutos antes de hacerlo. Esto es lo que tarda tu cerebro en reconocer si estás llena y no esperar esta cantidad de tiempo puede hacer que comas en exceso.

Desayuna

Puede que pienses que saltarte algunas comidas puede ayudarte a perder peso, pero de hecho, hace más mal que bien. Comer regularmente ayuda a mantener a tu metabolismo activo y ayuda a evitar que comas en exceso al tener demasiada hambre. El desayuno es especialmente importante, ya que es lo que prepara a tu metabolismo para el día. Además, las personas que desayunan tienden a pesar menos que las personas que no lo hacen. Algo tan sencillo y nutritivo como una tostada integral con mermelada o un poco de queso y fruta puede ser suficiente para satisfacerte hasta el almuerzo.

Consejos y recordatorios adicionales

Ten en mente que como adolescente, tu cuerpo está creciendo y cambiando. Tu enfoque debe ser estar activa y comer saludablemente, no debe estar en el número en la báscula. Entre más te muevas y más alimentos saludables comas, mejor te sentirás. Si estás preocupada por tu peso o si estás teniendo problemas para perder el exceso de libras, consulta a tu médico. Puede que te pueda ofrecer algunas sugerencias y te guíe en la dirección correcta.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por ana maría guevara