Formas fáciles de aplanar tu estómago después de dar a luz

Durante el embarazo y el parto, los músculos abdominales y pélvicos pasan por mucho estiramiento. Además, podrás haber ganado más grasa durante el embarazo debido a la falta de capacidad para hacer ejercicio o por comer de más. Para recuperar tu fuerza del centro y aplanar tu estómago después del parto, debes primero esperar seis semanas antes de volver a ejercitarte y gradualmente desarrollar la intensidad de tu entrenamiento de fortalecimiento y el cardiovascular.

Deja que la naturaleza haga su trabajo

Cuando no está desarrollando un bebé, el útero promedio es aproximadamente del tamaño del dedo pulgar. Al transcurrir tu embarazo, se estira al tamaño de tu bebé. Después del parto es de tamaño de una toronja y seis semanas después del parto se habrá reducido al tamaño de una pera. Para que el estómago de verdad se aplane después del embarazo, el útero debe regresar a su tamaño normal. Esto ocurre más rápido si estás amamantando. Aunque esto puede ser frustrante para ti si estás acostumbrada a un estómago plano, tener expectativas de regreso inmediato al tamaño normal puede causarte estrés indeseado. La situación está fuera de tu control y se resolverá en gran medida por sí solo.

Busca autorización médica

Aparte del hecho de que toma seis semanas para que tu cuerpo regrese a su forma normal después de un parto, si tienes un parto natural debes esperar hasta después de tu revisión médica a las seis semanas para iniciar tus ejercicios. Esto le permitirá a tu médico asegurarse de que tus órganos se han recuperado. En ese momento, el médico puede revisar que cualquier ruptura del músculo rectus abdominis que haya ocurrido durante el embarazo, haya desaparecido. No debes hacer ejercicio intenso sin que tu médico te haya dado de alta ni cargar nada más pesado de lo que pesa tu bebé. Si tu parto fue por cesárea, debes esperar, en promedio, ocho semanas y nunca debes comenzar a hacer ejercicio sin que tu médico te haya dado de alta.

Entrenamiento de fortalecimiento

Una vez hayas recibido tu alta, puedes comenzar un amplia variedad de ejercicios para reafirmar tus abdominales. Esto incluye las abdominales (crunches) básicas, abdominales de bicicleta, puente (supine bridge) y abdominales inversas (reverse crunch). Al iniciar tu rehabilitación abdominal, debes ejercitarte hasta la fatiga o hasta que completes ocho repeticiones de cada ejercicio, deteniéndote hasta lo que suceda primero. Después de una semana, puedes realizar hasta 12 repeticiones y eventualmente hasta 20 repeticiones al finalizar tu rehabilitación. Los ejercicios deben enfocarse en el rectus abdominus, oblicuos internos, externos y diafragma pélvico.

Ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular te permitirá perder cualquier grasa que se haya acumulado alrededor de tu cuerpo medio debido a la ganancia de peso. También tiene grandes beneficios psicológicos para las madres primerizas. La actividad física después del embarazo ha mostrado disminuir la depresión post-parto. Todo ejercicio cardiovascular temprano debe disfrutarse y a intensidad baja a comparación del ejercicio que realizabas antes de tu embarazo. Tu aguante debe desarrollarse gradualmente para permitirle a tu cuerpo una completa recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por april redzic | Traducido por glen boyd