La formación en diamante en el soccer

La formación en diamante es una adaptación del 4-4-2 convencional del soccer. La alineación del equipo presenta cuatro defensores, cuatro mediocampistas y dos delanteros, pero las posiciones del centro del campo son diferentes al despliegue tradicional del 4-4-2.

El diamante

El "diamante" se refiere a la colocación de los cuatro centrocampistas. En lugar de con un centro del campo plano de cuatro hombres, la formación utiliza un mediocentro ofensivo, un mediocentro defensivo y dos interiores o extremos. En esencia, la formación de diamante es una formación 4-1-2-1-2.

Despliegue táctico

Los entrenadores pueden utilizar la formación de diamante ya sea como opción ofensiva o defensiva. El papel de los centrocampistas es crucial para decidir el estilo general de juego del equipo. A veces se verá la formación de diamante etiquetada como un 4-1-3-2. Esta enfatiza el papel de ataque del equipo, con un volante de contención que proporciona estabilidad defensiva detrás de tres centrocampistas ofensivos. Alternativamente, un diamante 4-3-1-2 sugiere un enfoque más conservador, con un centrocampista defensivo con el apoyo de dos interiores. Este enfoque proporciona un mayor control de la zona centro del campo y da una protección adicional de la línea defensiva, pero el centrocampista ofensivo puede llegar a estar aislado.

Ventajas

La formación de diamante proporciona una plataforma sólida a través del centro del campo. El diamante escalonado en el centro del campo permite al equipo mantener la posesión del balón con el movimiento inteligente de los jugadores y buenos pases cortos. Un entrenador también puede utilizar la formación para jugar con los puntos fuertes de su equipo. Puede colocar su mediapunta estrella en una posición avanzada directamente detrás de los dos delanteros, un papel al que el 4-4-2 estándar no se adapta tan fácilmente. Según el sitio web BBC Sport, la formación de diamante es también ideal para un equipo que no tiene extremos fuertes, lo que permite que el equipo se concentre en el centro del campo.

Desventajas

La principal desventaja de la formación de diamante es una falta de anchura. El mediapunta y el mediocentro defensivo dejan aberturas en el centro del campo. Los dos mediocampistas restantes, que tradicionalmente estarían en los lados, deben moverse un poco hacia adentro para cubrir esos espacios, según el sitio web de Talk Football. Esto resulta en en una formación más estrecha, limitando el juego por las bandas y haciendo difícil llegar detrás de los defensas opuestos para enviar centros. Una solución es usar laterales ofensivos o carrileros que den anchura al equipo. Esto, sin embargo, deja huecos en la defensa de cuatro hombres, poniendo mayor presión sobre los defensores centrales y el solitario mediocentro defensivo.

Más galerías de fotos



Escrito por anthony grahame | Traducido por joaquin manes rossi