Forma segura para obtener la huella de la mano de un bebé

Como padre, probablemente querrás recordar cuán precioso y pequeño era tu hijo -o medir cómo está creciendo con el tiempo-. Puedes hacer esto mediante la preservación de la huella de la mano del niño, lo que también hace un gran recuerdo o regalo para los abuelos. Puedes obtener de forma segura la huella de la mano de tu hijo con varios métodos artesanales.

Huellas en lienzo

Querrás elegir pinturas lavables, no tóxicas, para capturar la huella de la mano de tu bebé en un lienzo. Puedes encontrar pintura no tóxica en la sección de arte para niños de tu tienda de artesanía local. Prepara todos los materiales necesarios de antemano. Para este proyecto necesitarás pintura artística, un plato de papel, un lienzo del tamaño de tu elección y paños o toallas de papel húmedas. Vierte la pintura en el plato de papel formando una mancha un poco más grande que la mano de tu bebé. Extiende suavemente la mano del niño y presiona con firmeza en el charco de pintura; ejerce una presión uniforme para obtener una buena cobertura -y actúa con rapidez-. Presiona la mano con pintura sobre el lienzo, también con una presión uniforme. Limpia inmediatamente la pintura con un trapo húmedo o una toalla de papel. Deja que la pintura se seque y añade letras de papel o pinta los detalles pertinentes, tales como el nombre, la fecha y la edad de tu bebé.

Huellas de arcilla

La arcilla de polímero es un material de artesanía no tóxico que puede preservar la huella de la mano de un niño durante muchos años. Al comprar la arcilla de polímero, asegúrate de que sea no tóxica. La arcilla polimérica se endurece en el horno. Trabaja la arcilla con las manos hasta que se caliente y se vuelva maleable. Realiza la forma de tu elección, como un corazón o un círculo, y luego colócalo en una bandeja de horno cubierta con papel de aluminio. Extiende los dedos de tu bebé y presiona su mano en la arcilla para crear una buena impresión. Retira la mano y limpia con una toalla de papel húmeda o una toalla de bebé. Utiliza una pajilla para crear un agujero en la parte superior de la forma -y un palillo o un cuchillo para escribir el nombre del niño o la fecha en la arcilla, si lo deseas-. Cocina en el horno siguiendo las instrucciones del paquete, vigilando de cerca la arcilla para prevenir quemaduras. Después de que la arcilla se enfríe, se puede pintar del color deseado y añadir una cinta decorativa para colgarla en la pared.

Huellas de tinta

La mayoría de los padres tienen una huella de tinta proporcionada por el hospital cuando el niño nació. Puedes crear el mismo tipo de impresiones en casa. Todo lo que necesitas es tinta segura para bebés, que se puede encontrar en las tiendas de artesanía, una pieza grande de papel artístico, una superficie dura y toallas de bebé o una toalla de papel húmeda. Coloca la tinta y el papel sobre una superficie dura, como una mesa o un libro. Extiende la mano de tu bebé y aplica la tinta presionando la almohadilla en su mano. Presiona inmediatamente la mano de tu bebé sobre el papel -y luego límpiala con un trapo o una toalla de papel-. Deja que la tinta se seque antes de mover el papel.

Algunos consejos y trucos

Los bebés, especialmente los recién nacidos, tienen usualmente sueño pesado. Para asegurarte de tener un control adecuado sobre la mano de tu bebé mientras realizas la impresión, considera esperar hasta que esté profundamente dormido. Puedes comprobar esto con cuidado levantando el brazo y dejándolo caer. Si tu bebé no se mueve, está en un sueño profundo. Considera la creación de varias piezas de arcilla, tela o papel para asegurarte de que puedes pasar a otra pieza si la huella no sale bien en el primer intento. Los bebés a menudo se llevan todo a la boca, por lo que es importante mantener el control de su mano y limpiarla inmediatamente después de la toma de la huella.

Más galerías de fotos



Escrito por heather montgomery | Traducido por mar bradshaw