¿Cuál es la forma más sencilla de aplanar tu estómago?

Si quieres aplanar tu estómago lo más probable es que lo primero que pensarás es hacer cientos de flexiones abdominales (crunches). Pero, si bien los ejercicios de tonificación y fortalecimiento del vientre son una parte importante de cualquier régimen para aplanar el estómago, estos no eliminan el exceso de grasa. Esta es la razón por la que las actividades cardiovascular y una dieta saludable baja en grasas deben incorporarse en una rutina de entrenamiento.

Entrenamiento cardiovascular

Los entrenamientos regulares de al menos 30 minutos estimulan al cuerpo para usar sus recursos de grasa como combustible, escribe el entrenador personal Christian Finn en el sitio web Facts About Fitness. El cuerpo usa carbohidratos, almacenados como glucógeno, para obtener energía durante entrenamientos más cortos. Y para quemar grasa adicional opta por actividades que usen los grandes grupos musculares, como los isquiotibiales, cuádriceps y glúteos, sugiere la dietista registrada Kathleen Goodwin en The Diet Channel. En general, los músculos necesitan más calorías para funcionar que la grasa, y mientras más grande sea el músculo más energía necesita. Intenta un entrenamiento como correr, saltar o caminar rápido durante un período de 30 minutos a 1 hora, dependiendo de tu nivel de condición física.

Tonificación del estómago

No puedes seleccionar un área de tu cuerpo para perder peso, pero el estómago puede tonificarse y fortalecerse a través de ejercicios abdominales regulares. Como señala Goodwin, los músculos queman más calorías que grasa porque se usan todo el tiempo, incluso cuando no estás haciendo flexiones abdominales. Los músculos más fuertes trabajan más duro en reposo y durante el ejercicio, por lo que las flexiones y otros ejercicios abdominales pueden ayudar a lograr un estómago más plano en conjunto con ejercicios cardiovasculares y una dieta saludable.

Alimentos que ocasionan distensión abdominal

La distensión abdominal es una causa común de un estómago abultado, y la dieta usualmente es la principal culpable. Esto se debe a que algunos alimentos no son fáciles de procesar para el organismo y liberan un exceso de gas a medida que son digeridos. Esto puede causar flatulencias y ocasionar malestar estomacal y un abultamiento mayor al habitual. Entre los alimentos que pueden causar distensión se encuentran aquellos con exceso de sal, ya que el sodio puede ocasionar retención de agua y como resultado una apariencia más hinchada, de acuerdo a "The Daily Mail" de Londres. Las judías (beans) y las legumbres, la coliflor (cauliflower), el brócoli, las coles de bruselas (brussels sprouts), la col (cabbage) y la cebolla causan la liberación de mucho gas en el tracto digestivo. Los alimentos fritos requieren mucho tiempo para ser procesados y se quedan en el estómago creando una sensación de hinchazón y pesadez. El alcohol, el té y el café contienen mucho ácido, lo que puede irritar el estómago y causar que se inflame.

Alimentos fáciles de digerir para el estómago

Los carbohidratos complejos pueden ayudar a aplanar un vientre hinchado debido a que son relativamente fáciles de digerir por el cuerpo. Consume panes, cereales, arroz y pasta de grano entero en vez de carbohidratos blancos y refinados. Los carbohidratos de color naranja, como las zanahorias y las naranjas, son los más efectivos para reducir la hinchazón estomacal. Las proteínas bajas en grasa, como la carne magra, el pescado e incluso el yogur y la leche con poco contenido de grasa también pueden digerirse fácilmente. Cuando se trata de una dieta todas las grasas son diferentes. Las grasas buenas, también conocidas como monoinsaturadas y poliinsaturadas, pueden ayudar a fomentar la salud en el estómago, por lo que debes comer nueces y aceites vegetales en moderación.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica mccahon | Traducido por juliana star