La forma más rápida de perder peso en el abdomen

Perder la llanta de repuesto alrededor de tu cintura no sólo te ayuda a lucir mejor, también puede hacerte sentir mejor. El exceso de grasa abdominal puede aumentar tu riesgo de desarrollar enfermedades y condiciones serias como una enfermedad cardíaca, diabetes e incluso cáncer de seno y colon. Aunque no hay forma de reducir grasa sólo en tu abdomen, con trabajo duro y disciplina puedes reducir la cantidad de grasa en tu cuerpo, incluyendo a la que cubre a tu abdomen, de forma relativamente rápida.

Ejercicio

Hacer ejercicio regular es la clave para quemar grasa, ya sea en el abdomen o en otros lados. Debes hacer de 30 a 60 minutos consecutivos de actividad aeróbica diaria de intensidad moderada. Esto incluye a caminar, trotar, montar bicicleta, subir escaleras o usar una máquina elíptica. Además, debes incluir entrenamiento de resistencia en tu rutina. Levantar pesas quema grasa mientras te ejercitas, pero también acelera tu metabolismo, lo que ayuda a que tu cuerpo continúe quemando calorías después de terminar tu rutina.

Come los alimentos correctos

Para perder grasa abdominal rápidamente, come una amplia variedad de frutas, verduras, granos enteros y alimentos ricos en fibra. Estos alimentos tienen el beneficio de ser tanto ricos en vitaminas como en minerales y son lentos de digerir, lo que te mantiene sintiéndote llena por más tiempo. Puede que también quieras incluir pequeñas cantidades de grasas mono insaturadas en cada comida. Según el libro “The Flat Belly Diet” por Liz Vaccariello y Cynthia Sass, consumir pequeñas porciones de grasas mono insaturadas, como aguacates, aceitunas, semillas de lino, semillas de girasol, nueces y chocolate oscuro, puede ayudar a reducir la grasa abdominal.

Controla tus porciones

Tu abdomen no se encogerá si no limitas el tamaño de las porciones que comes. La American Dietetic Association recomienda usar tu plato como guía. Dedica la mitad de tu plato a las verduras, un cuarto a granos y un cuarto a una carne magra como proteína. También puedes usar trucos psicológicos para ayudar a mantener a tus porciones bajo control. Por ejemplo, sirve la comida en platos individuales en vez de dejar bandejas en la mesa. Mantener a las bandejas en la cocina o fuera de vista puede evitar que comas una segunda o tercera porción.

Toma agua

El agua es la bebida perfecta al tratar de perder grasa abdominal. El agua no tiene calorías, ayuda a que el cuerpo funcione efectivamente, puede reducir tu apetito y acelera tu metabolismo. Además, un estudio del 2009 llevado a cabo por la Dr. Brenda Davy en la Virginia Tech University mostró que las personas que toman dos vasos de agua de 20 a 30 minutos antes de cada comida pierden peso más rápidamente y en cantidades más significativas que las que no los toman.

Más galerías de fotos



Escrito por barbara diggs | Traducido por ana maría guevara