La forma más rápida de tener una piel radiante

Los problemas de acné se producen cuando el aceite natural conocido como sebo se mezcla con las células muertas de la piel en los folículos pilosos, según la Clínica Mayo. Si el tapón de aceite y células muertas hace que el folículo se inflame o si las bacterias penetran y causan una infección, se forma un grano. No hay píldoras mágicas o remedios que harán que los granos desaparezcan. La forma más rápida de obtener la piel radiante es seguir algunos pasos básicos que ayudan a prevenir los brotes futuros.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Jabón suave formulado para combatir el acné
  • Agua tibia
  • Loción para tratar el acné de venta libre
  • Cosméticos no comedogénicos o que no provoquen acné
  • Pantalla solar, con un factor de protección solar 15
  • Sombrero para el sol

Instrucciones

  1. Evita poner las manos sobre tu rostro. Ya que tus manos pueden esparcir bacterias y agravar el acné, lávalas a lo largo del día, particularmente cuando vas a aplicarte una crema o el maquillaje, afirma la Nemours Foundation. Además debes mantener las manos ocupadas o cubrirlas con guantes en los momentos en los que puedes apoyarlas en la barbilla o cuando sientas la tentación de pellizcarte los granos.

  2. Limpia suavemente el rostro con agua tibia y con un jabón suave, especialmente formulado para la piel propensa al acné, afirma la Nemours Foundation. Evita la irritación usando movimientos suaves y circulares con las manos, en lugar de usar un paño de aseo. No te laves más de dos veces al día, en caso contrario puedes agravar la situación de la piel y quitar todo el aceite de la misma. Con el tiempo esto hará que tu cutis trate de producir más aceite del necesario en un intento de remediar el problema.

  3. Extiende una loción para el acné de venta libre. Un producto que contenga ácido salicílico o peróxido de benzoilo como su ingrediente activo te ayudará a secar el exceso de aceite y estimular la descamación, afirma la Clínica Mayo. No uses más cantidad de la sugerida en el frasco o puedes irritar la delicada piel del rostro. Debido a que muchos productos recomiendan una aplicación de dos veces al día, una forma de seguir esta indicación es usar la loción justo después de lavar tu rostro.

  4. Usa sólo maquillaje etiquetado como "no comedogénico" o "anti-acné" ya que está formulado para no tapar los poros, afirma la American Academy of Dermatology. Busca etiquetas similares en los productos como la pantalla solar y el gel para el cabello si piensas usarlos sobre o cerca de tu rostro. Continúa limpiando suavemente el rostro cada noche, sin importar el tipo de cosméticos o productos para el baño que uses sobre tu piel. Las frases que los productos sin grasa incluyen en la etiqueta son "no tapa los poros" o "sin aceite".

  5. Aplica una pantalla solar con un factor de protección solar 15 o superior sobre tu rostro, antes de salir al exterior. Espera 30 minutos a que se absorba y mientras tanto ponte camisas de manga larga, pantalones y un sombrero que cubra tu rostro de los rayos del sol, recomienda la Clínica Mayo. Al broncearte puedes hacer que tu piel produzca más aceite y que el acné empeore, según la Nemours Foundation. Además, la exposición excesiva al sol puede causar otras marcas no deseadas, como las manchas de la edad y las pecas, que potencialmente pueden provocar cáncer de piel, según la Clínica Mayo.

  6. Consulta a tu dermatólogo en busca de una ayuda adicional. Tal vez te proporcione recetas para cremas y geles, si tu acné es suave o tratamientos más fuertes, como antibióticos en forma oral o una combinación de crema y antibióticos, si tu piel necesita una ayuda adicional. Otros tratamientos que puede mencionar son las pastillas anticonceptivas, si eres una mujer o inyecciones de corticosterioides si tienes lesiones grandes y dolorosas.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por alejandra prego