Forma fácil y rápida de cocinar chuletas de cerdo

Para una cocción rápida, elige chuletas delgadas, deshuesadas con color gris rosado y una pequeña cantidad de grasa. Una chuleta de media pulgada de ancho se cocina más rápidamente que los cortes más gruesos. Si es posible, descongela las chuletas de cerdo en el refrigerador, pero en un apuro puedes cocinarlas congeladas, siempre y cuando permitas tiempos de cocción más largos.

A la sartén

Freírlas a la sartén en un poco de aceite de cocina caliente es el método más rápido para cocinar chuletas de cerdo sin hueso. Sazona las chuletas con tu condimento favorito y colócalas en una sartén precalentada. Una chuleta de media pulgada de grosor requiere sólo de dos a cuatro minutos por cada lado en una sartén caliente.

Al horno con la puerta abierta

Cocina las chuletas de cerdo al horno a aproximadamente 4 pulgadas de la fuente de calor, con la puerta apenas abierta. Permite ocho a nueve minutos de tiempo total de cocción para una chuleta de 3/4 de pulgada, volteándolas a medio tiempo de cocción o cuando estén doradas por encima. Enciende el extractor cuando las ases y espera un poco de humo.

A la parrilla

Si bien la parrilla a menudo requiere más preparación y limpieza, puede ser rápida y fácil si tiene una parrilla a gas o eléctrica. Precalienta la parrilla mientras condimentas las chuletas. Inserta un termómetro de carne apta para horno en la parte más gruesa de la chuleta y no abras la tapa, para mantener el calor para una cocción más rápida. Permite ocho a nueve minutos de tiempo total para una chuleta de 3/4 de pulgada a fuego medio.

Horneadas

Las chuletas de cerdo se hornean unos 25 minutos en un horno a 325 grados F. Si bien la cocción tarda más, no necesitan demasiada atención, puedes establecer un temporizador para que no las olvides mientras cocinas el resto de la comida. Prepara tus chuletas para hornear con marinado, con empanado o simplemente sazónalas con tu condimento favorito.

Temperaturas seguras de cocción

El USDA ha bajado sus recomendaciones sobre las temperaturas seguras de cocción para la carne de cerdo. En el pasado, la carne de cerdo sólo se consideraba segura cuando estaba bien cocida, pero las nuevas directrices recomiendan cocinar las chuletas a una temperatura interna de al menos 145 F y dejar reposar durante al menos tres minutos antes de servir. La temperatura sigue aumentando aproximadamente de 5 a 10 grados mientras descansan.

Más galerías de fotos



Escrito por diane watkins | Traducido por sofia loffreda