¿Cuál es la forma correcta de llevar una mochila?

Sin importar si utilizas una mochila como tu bolsa de trabajo o para practicar el senderismo, el peso de tus pertenencias puede ejercer un enorme estrés en tu sistema esquelético. Llevar una mochila de la manera correcta reduce el riesgo de sufrir dolor de espalda crónico.

Ajuste

La forma correcta de llevar una mochila tiene que ver con el ajuste general del bulto en tu cuerpo. Bruce Grubbs, autor de "Hiking Oregon's Central Cascades", explica que la mayor parte del peso de la mochila se centra en y alrededor de las caderas, pero que la distribución de la carga también cae entre los hombros y la espalda. Por lo tanto, elige una mochila que sea grande o lo suficientemente larga para abarcar desde los hombros hasta las caderas cuando esté completamente cargada. Si todo el peso de tironeo recae sobre tus hombros o tu espalda, te puede causar dolor de espalda. Ponte de pie con la cabeza erguida y mirando hacia delante cuando lleves tu mochila para ayudar a mantener una distribución de peso uniforme.

Carga

Limita tu carga y transporta sólo lo mínimo para evitar sobrecargarte al llevar la mochila. Coloca los artículos más pesados ​​en el medio de la mochila para una distribución uniforme del peso. A partir de ahí, avanza en un movimiento circular si te es posible, colocando los artículos blandos o ligeros alrededor de los objetos pesados ​​para llenar la mochila. Es probable que la carga en una mochila media llena cambie de lugar durante el trayecto; incluso si la cargas correctamente, el movimiento puede alterar tu equilibrio y balance.

Correas

Elige una mochila con tirantes anchos que distribuyan el peso uniformemente entre los lados izquierdo y derecho de tu cuerpo. Ajusta las correas lo suficiente para que la mochila se ajuste perfectamente a tu cuerpo. Usar ambos tirantes asegura que tu carga se distribuya de manera uniforme y puede prevenir el estrés sobre la espina dorsal. Los niños son particularmente propensos a usar una sola correa de la mochila, ya que piensan que se ve "cool". Si tu mochila tiene una correa que se asegure a la cintura o una correa elevadora de carga que pase por toda la clavícula, utilízala al llevar la mochila. Son estabilizadores diseñados para darte apoyo extra y son usuales en las mochilas de senderismo.

Consideraciones

Una mochila que sea demasiado pesada puede hacer que te jorobes al caminar, lo cual a su vez ejerce presión sobre tu espalda, caderas y rodillas. Considera la posibilidad de compartir la carga con tus amigos o compañeros de excursión si todos van al mismo lugar.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por gerardo núñez noriega