Forma correcta de usar una cinta para correr

Las cintas para correr son máquinas cardiovasculares que tienen una correa giratoria, pasamanos y una consola con una pantalla digital, ajustes de velocidad y de inclinación. Estas máquinas simulan las carreras o paseos en exterior, y tienen múltiples programas disponibles para variar tus entrenamientos. En lo que se refiere a usar la cinta, hay ciertas cosas que necesitas tener en cuenta. Si la usas de forma incorrecta, te arriesgas a sufrir un daño a corto o incluso a largo plazo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Botella de agua

Instrucciones

    .

  1. Estira antes de subirte a la cinta. Realiza de cinco a diez estiramientos dinámicos para soltar tus articulaciones y tus músculos. Los estiramientos dinámicos se hacen en movimiento. Las flexiones, elevaciones de rodilla, giros de pierna, círculos de brazo, inclinaciones laterales y tocarse los dedos de los pies alternando son algunos ejemplos.

  2. Súbete a la cinta, pero no te quedes de pie en ella. Agarra los pasamanos y pon tus pies en los lados de la correa. Une el interruptor de seguridad a tu ropa, si la máquina lo tiene, y presiona el botón. La correa empezará a moverse lentamente. Coloca tus pies de uno en uno, empieza a caminar y después quita tus manos de los pasamanos.

  3. Empieza tu entrenamiento con un calentamiento de cinco minutos. La intensidad de este calentamiento depende de qué planees hacer en tu calentamiento. Camina despacio si planeas hacer un entrenamiento caminando a velocidad. Anda rápido o trota ligeramente si planeas hacer un entrenamiento de carrera. Ajusta tu velocidad pulsando las flechas de arriba y abajo o introduciendo una velocidad específica y pulsando "Enter" en el teclado. Incrementa tu velocidad a tu ritmo deseado y realiza tu entrenamiento.

  4. Ejecuta la forma adecuada. Camina o corre con tu espalda recta, los hombros hacia atrás y la vista hacia adelante. Una vez que saques tus manos de los pasamanos, déjalas quitadas. Mueve suavemente tus brazos al unísono con tus piernas.

  5. Hidrata tu cuerpo antes, durante y después del entrenamiento. Las cintas para correr vienen equipadas con soportes para botellas. Llena una botella con agua y ponla en este soporte en cuanto te subas a la cinta. Bebe agua cada 10 o 15 minutos durante tu entrenamiento. Toma una bebida deportiva enriquecida con electrolitos si entrenas durante más de 60 minutos en la cinta.

  6. Ejercita suficiente tiempo para obtener un beneficio. De acuerdo con el American College of Sports Medicine, 30 minutos de cardio realizado cinco días por semana reduce el riesgo de enfermedad, y de 60 a 90 minutos causa pérdida de peso. Entrena el tiempo mínimo si sólo lo haces por los beneficios para la salud. Opta por el tiempo mayor si intentas perder peso.

  7. Realiza estiramientos estáticos después de tu ejercicio. Estira todo tu cuerpo para mantener los músculos estirados, y para evitar dolor y rigidez. Presta particular atención a tus tendones de la corva, tus pantorrillas y los glúteos. Una postura de yoga de perro boca abajo estira todas estas áreas de una vez. Pon tus manos separadas al ancho de los hombros y los pies juntos detrás de ti. Extiende los brazos y eleva las caderas mientras llevas el peso hacia los talones. Detente cuando tu cuerpo forme un ángulo invertido y mantén la posición de 45 a 60 segundos. Mantén los brazos, la espalda y las piernas rectos.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por natalia navarro