De qué forma la alimentación puede incrementar los niveles de albúmina

La albúmina es una proteína que se encuentra en la sangre, y existen muchas razones de por las que tus niveles de albúmina pueden ser demasiado bajos. Por ejemplo, una de las causas es porque no consumes suficiente cantidad de proteínas o porque sufriste de alguna enfermedad durante un largo período, según la información del sitio web Chemocare.com. Si el hígado, los riñones o el corazón no funcionan de forma adecuada, o si sufres de determinados tipos de cáncer, los niveles de albúmina también pueden disminuir.

Relevancia

Los niveles bajos de albúmina pueden disminuir tu resistencia física y hacerte más propenso a sufrir infecciones, según informa la National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón). En general, los niveles normales de albúmina oscilan entre 3,4 y 5,4 gramos por decilitro de sangre, como explica el sitio web de Medline Plus. En la mayoría de los casos, se necesita una dieta con gran cantidad de calorías y proteínas para aumentar el nivel de albúmina. Es importante que consultes con un profesional de la salud para determinar la causa de tus niveles bajos de proteína antes de modificar tu dieta alimentaria.

Enfermedad hepática

La albúmina se produce en el hígado. Si tus niveles bajos de esta proteína se deben a una enfermedad hepática, según el tipo de afección que sufres, es probable que necesites una dieta con gran cantidad de calorías y proteínas, según la información de Nutrition and Diet Therapy (Nutrición y Terapie Dietaria). Si tienes poco apetito, tendrás más posibilidades de ingerir una dieta calórica y proteica si consumes varios platillos pequeños a lo largo del día. Un dietista profesional podrá determinar el consumo de calorías y proteínas específicas que necesitas según cuánto pesas, y el tipo y alcance de tu daño hepático.

Consideraciones

El médico puede recomendar el consumo de suplementos nutricionales líquidos con gran cantidad de calorías y proteínas. Además de los alimentos, estos suplementos permiten aumentar la ingesta de calorías y proteínas. Estos productos serán más eficaces si los consumes tres horas antes de la próxima comida. Si no separas el consumo de los suplementos a lo largo de todo el día, no sentirás saciedad para poder disfrutar de tu próxima comida.

Alimentos ricos en proteínas

Los alimentos ricos en proteínas incluyen leche, queso, carne, pescado, aves, huevos, tofu, mantequilla de maní y legumbres. También puedes añadir huevo duro picado, queso y nueces a las ensaladas y guisos para aumentar la ingesta de proteínas y calorías. Es importante consumir otros alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas para que la proteína adicional en tu dieta se pueda usar de forma óptima.

Aumentar la ingesta de grasas e hidratos de carbono

Puedes incrementar la cantidad de consumo de grasa en dieta con mantequilla, aceites, crema agria y nueces. También puedes cocinar con leche entera o leche y crema. Trata de agregar leche o crema a las sopas. Si consumes helados y postres elaborados con leche entera o con crema, también podrás aumentar la ingesta de hidratos de carbono y de grasa de forma nutritiva.

Más galerías de fotos



Escrito por michele harvey | Traducido por vanesa sedeño