¿Cuál es la forma adecuada de planchar una camisa de vestir de hombre de mangas largas?

Para muchos hombres, ponerse una camisa de vestir recién planchada representa un buen comienzo del día. Una camisa bien planchada es clave para una apariencia profesional, y puede agregar una confianza general. Sin embargo, a veces tus camisas limpias pero arrugadas deben ser planchadas con una rápida eficacia. Algunos pasos sencillos te prepararán para planchar camisas de vestir adecuadamente con un mínimo de estrés y esfuerzo.

Lo que necesitas

Plancha tus camisas en una superficie de trabajo plana. Lo mejor es una tabla de planchar robusta estándar. En un momento de apuro, un escritorio, una mesa o un colchón servirán para este fin si se los cubre con un trapo grueso limpio. Utiliza una plancha eléctrica con una placa frontal limpia y un regulador de calor y vapor confiable. Las planchas económicas producen resultados de bajo presupuesto. Las diferentes camisas pueden requerir distintos niveles de calor y vapor para remover las arrugas. Los rociadores a base de almidón le dan una textura dura a las camisas, y las botellas pulverizadoras con agua limpia ayudan a eliminar las arrugas difíciles.

Primeros pasos

Para obtener mejores resultados, prepara una camisa muy arrugada con un pulverizador. Utiliza la configuración de calor mas baja necesaria para remover las arrugas, pero haz que la plancha induzca vapor. Si tienes tiempo, plancha la camisa al revés primero, y luego vuelve a plancharla desde la parte exterior. Comienza planchando el cuello de la camisa estirado. El cuello enmarca el rostro, haciéndolo importante. Luego plancha los puños, que es probable que se vean saliendo de las mangas del saco. Desabróchalos y plánchalos estirados.

Últimos pasos

Luego, plancha la parte frontal del cuerpo de la camisa de un lado a la vez. De la misma forma que con los puños, ten cuidado de planchar alrededor de los botones en lugar de sobre ellos porque pueden romperse o deformarse. Realiza pasadas suaves y firmes, no dejando nunca que la plancha se quede en un mismo lugar por demasiado tiempo. Plancha las partes superiores de la camisa con más cuidado porque es probable que se vean más que el faldón. Finalmente plancha las mangas, desde las costuras de los hombros hacia abajo, hasta los puños, y trabajando los pliegues que pueda haber en las mangas. Si tienes tiempo y no usarás un saco, plancha la parte trasera de la camisa colocándola abierta y en forma plana sobre tu superficie de trabajo.

Trucos de la tarea

Para ahorrar tiempo y dinero, plancha varias camisas de vestir limpias a la vez mientras miras televisión o escuchas música. Prepararte para planchar 10 camisas toma el mismo tiempo que prepararte para planchar solamente una. Utiliza una plancha que se apague automáticamente por si te distraes de la tarea. Planchar camisas que están manchadas incrementa el riesgo de que las manchas y olores se fijen. Mantén la superficie de planchado y el depósito de agua de la plancha limpios y libres de residuos.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por azul benito