Cómo fomentar el desarrollo del arte en niños pequeños

Desde convertir una pared de tu sala de estar en su propio estudio de arte privado hasta maravillarse por un mural de restaurante, los niños pequeños comienzan a exhibir una curiosidad por su entorno, incluyendo las artes, durante sus primero años de vida, según Cathy Malley, educadora de la extensión cooperativa del desarrollo del niño en la University of Connecticut. Ya sea que esté viendo un retrato o ensuciándose sus manos con pinturas y tizas de dedos, existe una gran variedad de formas divertidas y apropiadas para la edad para fomentar la fascinación de hijo hacia las artes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un envase de plástico
  • Elementos de arte no tóxicos
  • Cobertura
  • Masa de galletas
  • Colorante para alimentos

Instrucciones

  1. Carga un envase de plástico con elementos artísticos adecuados para niños pequeños. Incluye cualquier cosa que él pueda utilizar para flexionar sus músculos artísticos como pinturas para dedos, crayones, papel de construcción o pegatinas. Lee las etiquetas para asegurarte de que los productos no sean tóxicos, y observa a tu artista en ciernes para asegurarte de que no esté probando la pintura o pasta.

  2. Camina con su hijo pequeño y conversa con él sobre la relación entre el arte y la naturaleza. Por ejemplo, señala las formas geométricas que se encuentran en las hojas de los árboles o sobre cómo el cielo cambia a medida que avanza el día. Aliéntalo a que haga sus propias observaciones sobre el color, la forma y la belleza de la naturaleza.

  3. Fomenta a tu hijo pequeño a que exprese sus emociones a través del arte. La próxima vez que esté expresando abiertamente cualquier emoción (desde felicidad hasta frustración) coloca algunos crayones y papel cerca y ayúdalo a que sea consciente de sus sentimientos de forma artística. Por ejemplo, ayúdalo a dibujar un niño sonriendo y jugando en el sol para expresar felicidad. Expresa tristeza con un niño llorando mientras está parado bajo la lluvia. La próxima vez que tu hijo pequeño esté con problemas para encontrar las palabras para expresar sus emociones, saca esos dibujos y trabajen juntos el problema.

  4. Crea una obra de arte comestible con tu hijo. Ayúdalo a mezclar varios tonos de colorante para alimentos y cobertura blanca para crear su propio tono especial. Hornea galletas en una variedad de formas y deja que tu hijo pequeño se exprese libremente mientras decoras los lienzos comestibles.

  5. Convierte cualquier objeto diario de tu casa o patio en una herramienta artística especializada. Revisa los armarios de cocina o el patio de atrás y convierte cualquier objeto seguro para niños en cepillos o herramientas improvisados. Por ejemplo, utiliza hojas de hierbas como pinceles o corta patatas crudas en forma y utilízalas como sellos.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por aldana avale