¿Las flexiones (push-ups) aplanan el abdomen?

En una búsqueda constante para conseguir un abdomen más plano, muchas personas recurren al ejercicio por ayuda y por una buena razón: el ejercicio es la mejor manera de quemar grasa y fortalecer los músculos para un abdomen más firme y apretado. Si embargo, si bien las flexiones (push-ups) de hecho pueden ayudarte a fortalecer los músculos abdominales, no se trata de una bala mágica que sirva para conseguir un abdomen más plano. Para ello se requiere una rutina de ejercicio constante y una dieta saludable y baja en calorías. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicios.

Cómo las flexiones enfocan tu vientre

Aunque a menudo son consideradas como un ejercicio de pecho, las flexiones (push-ups) trabajan músculos por todo el cuerpo, incluyendo los músculos abdominales. Cuando se realiza una flexión (push-up), el cuerpo utiliza los músculos de su torso completo, incluyendo los músculos abdominales, para estabilizar tu cuerpo y mantener tu posición, tal como explica el American Council on Exercise. Cada vez que hagas una serie de flexiones (push-ups), estás fortaleciendo los músculos abdominales, lo que puede darle a tu abdomen una apariencia más firme y tonificada (si no estás cargando exceso de grasa encima).

Lo que se necesita para aplanar tu abdomen

Si bien las flexiones (push-ups) pueden ayudar a fortalecer los músculos abdominales, puede que no puedan realmente aplanar tu estómago. Si no puedes reducir la grasa localizada en el abdomen, o en cualquier otro lugar, eso significa que ninguna cantidad de ejercicio abdominal te librará de un abdomen flácido, tal como indica el American Council on Exercise. No importa lo fuerte que tus abdominales sean, tu estómago todavía parecerá regordete si está cubierto con una capa de grasa. Para la quemar grasa y aplanar tu estómago, debes realizar ejercicio aeróbico con el fin de quemar calorías y comer una dieta saludable para que no estés ingiriendo más calorías de las que tu cuerpo necesita.

Ejercicio abdominal

Las flexiones (push-ups) pueden no ser el secreto para un abdomen más plano, pero eso no significa que debas descuidar de ellas y de otros ejercicios abdominales. Tener un torso fuerte hará que el abdomen parezca firme una vez que seas capaz de deshacerte del exceso de grasa. Eso sí, no debes depender sólo de las flexiones (push-ups) para construir abdominales fuertes. Intenta una variedad de ejercicios que se enfoquen en los músculos de diferentes maneras, incluyendo abdominales, abdominales inversas, planchas, abdominales de bicicleta y rotaciones del tronco.

Plan de aplanamiento del abdomen

Para conseguir un abdomen plano y tonificado, prueba con un plan que incluya ejercicio cardiovascular, entrenamiento de fuerza y una dieta saludable para lograr resultados más rápidos. Haz 30 a 60 minutos de ejercicio cardiovascular intenso cinco o seis días a la semana. Entre más calorías quemes durante cada entrenamiento, más rápido vas a sacar la grasa en el abdomen, así que trata de correr, hacer ejercicios aeróbicos de alto impacto, patinar o hacer ejercicios igual de intensos. Agrega entrenamiento de fuerza en tu rutina de ejercicios dos o tres veces por semana, asegurándote de enfocarte en una variedad de ejercicios dirigidos a las abdominales. Por último, limita la ingesta de alimentos ricos en calorías como las papas fritas, los helados, los refrescos y otros alimentos chatarra para un tratamiento ocasional, y come en su lugar alimentos ricos en nutrientes como granos enteros, productos frescos, fuentes de proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por roberto garcia de quevedo