¿Las flexiones de mujeres son tan efectivas como las de hombres?

Si realizas suficientes repeticiones para promover el crecimiento muscular, el tipo de flexiones (pushups) que decidas es más una cuestión de preferencia que de eficacia superior. Si bien es cierto que la flexión con piernas rectas tradicional puede ser más difícil, realizar flexiones con las rodillas dobladas no te impide alcanzar tu fuerza y ​​objetivos de condición física.

Identificación

La flexión tradicional, a veces referida como la versión masculina, te exige que mantengas tu cuerpo en línea recta, las piernas completamente extendidas, los pies juntos, las manos al ancho de los hombros y los dedos apuntando hacia adelante o un poco hacia adentro. La flexión modificada con rodillas dobladas, a veces llamada la flexión de mujer, es similar a la del ejercicio tradicional, pero se lleva a cabo con tus piernas descansando en el suelo. En ambos ejercicios de flexiones, mantienes tus músculos abdominales apretados y tus movimientos lentos y controlados.

Factores del cuerpo superior

La flexión modificada es buena elección para los principiantes que no pueden realizar la flexión regular con buena forma. Los mismos músculos del cuerpo superior se ejercitan durante las flexiones tradicionales y con rodillas flexionadas, y Jessica Matthews, del American Council on Exercise, dice que se obtienen los mismos beneficios de fuerza con la versión modificada. Ambos ejercicios trabajan tus tríceps, pectorales y deltoides. Si realizas suficientes flexiones con las rodillas dobladas para fatigar los músculos específicos, la eficacia es comparable a un conjunto de flexiones tradicionales realizadas hasta el punto de fatiga.

Factores del cuerpo inferior

Aunque los músculos primarios trabajados durante las flexiones tradicionales y con las rodillas dobladas son los mismos, los músculos secundarios utilizados para estabilizar tu cuerpo son diferentes. Ambos tipos de flexiones involucran el manguito de los rotadores, deltoides posterior, romboides, abdominales y el serrato anterior, aunque en un grado menor que los músculos primarios trabajados. Sin embargo, la versión tradicional con las piernas estiradas trabaja más músculos en la parte inferior del cuerpo. Debido a que usas los glúteos y los cuádriceps como estabilizadores en todo el movimiento, estos músculos obtienen más de una sesión de ejercicios durante las flexiones tradicionales. Puedes equilibrar las diferencias entre las flexiones con las rodillas dobladas y las tradicionales al añadir ejercicios de fuerza que trabajen los músculos que no están involucrados en la versión modificada.

Consideraciones

Si comienzas con la flexión modificada, es posible que desees desafiar a tus músculos a medida que se hacen más fuertes al cambiar a la versión tradicional. Sin embargo, puedes seguir para construir fuerza en tus brazos, el pecho y los hombros con la flexión con rodillas flexionadas, siempre y cuando continúes realizando suficientes repeticiones para cansar a los músculos específicos. En cualquier caso, garantiza equilibrio en tu sesión de ejercicios de entrenamiento de fuerza mediante la inclusión de ejercicios que se dirijan a los brazos, hombros, espalda, abdominales, glúteos y piernas por lo menos dos veces a la semana. Consulta con tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento de fuerza si tienes un historial de problemas de salud.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por mariana perez