¿Hacer flexiones de brazos quema grasa?

Las flexiones de brazos son un ejercicio que se puede adaptar a muchos regímenes de ejercicio. A pesar de sus beneficios, no esperes que haciendo flexiones de brazos todo el día vayas a perder peso; las flexiones de brazos son un ejercicio de entrenamiento de fuerza, no un ejercicio aeróbico. Para quemar grasa, enfócate en ejercicios como correr, nadar o andar en bicicleta. Aunque estos ejercicios son efectivos para quemar grasa, las flexiones de brazos también pueden formar parte de tu rutina de ejercicios.

Reducción de zonas específicas

Las flexiones de brazos no queman grasa rápidamente porque no conllevan una elevación significativa del ritmo cardíaco, mientras tanto, las actividades aeróbicas impulsan tu ritmo cardíaco y como consecuencia las calorías se queman rápidamente. La reducción de zonas específicas, la teoría que estipula que tu puedes quemar grasa en una zona deseada, no es posible. Si quieres quemar grasa, debes realizar ejercicios que trabajen todo tu cuerpo y quemen calorías, como correr.

Metabolismo

La flexiones de brazos pueden jugar un papel en la quema de grasa ya que pueden mejorar tu metabolismo. El desarrollar músculo incrementa el ritmo de tu metabolismo cuando estás descansando, lo que significa que tu quemas más grasa incluso cuando estás sentado. El ganar 3 libras (1,3 kilos) de peso en músculo puede ayudarte a quemar más de 600 calorías extra por semana. Así, aunque las flexiones de brazos no queman grasa directamente de manera significativa, pueden ayudarte a quemar grasa al incrementar tu metabolismo.

Entrenamiento en circuito

Si incluyes flexiones de brazos en un programa de entrenamiento en circuito, pueden ser beneficiosas. Los entrenamientos en circuito involucran realizar una variedad de ejercicios en una sucesión rápida, dedicando menos de un minuto a cada uno. Un circuito puede incluir correr en una caminadora, flexiones de brazos, abdominales, sentadillas, estocadas, ciclismo y levantamiento de pesas. La sucesión rápida, incluso de los ejercicios de entrenamiento de fuerza, añaden un elemento cardiovascular, lo que significa que quemarás más calorías y grasa que si los realizaras a un ritmo más lento.

Incrementa el desafío

En vez de solamente realizar flexiones de brazos estándar, tu puedes incrementar el desafío y ejecutar variaciones del ejercicio más complicadas, lo cuál hace que tu cuerpo trabaje más fuerte y añada un ligero elemento cardiovascular al ejercicio. Ejemplos de flexiones de brazos más desafiantes incluyen flexiones inclinadas y declinadas, flexiones de diamante y flexiones de brazos con los pies abiertos.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por anabel vazquez