Flexiones de brazos escapulares

La flexión de brazos es un movimiento clásico de entrenamiento de fuerza que puede hacerse sin pesas y usar el peso corporal propio como influencia para generar músculo. Cuando se hacen correctamente, las flexiones de brazos ayudan a fortalecer músculos de brazos, piernas y centro. Las flexiones de brazos escapulares son una variación de las tradicionales, en las que las manos están a la altura de los hombros. Este tipo de flexión mejora específicamente los músculos que rodean la escápula, que también se conocen como omóplatos.

Posición inicial

Las flexiones de brazos de escápula son generalmente consideradas más difíciles que las tradicionales. Para hacerlas, comienza en posición de tabla con tus brazos directamente debajo de tus hombros y tus pies tocando el suelo. El cuerpo debería estar en alineación recta, con la cabeza mirando hacia abajo en línea con el torso. Mueve las manos para acercarlas más allá de la altura de los hombros. Tus dedos deberían mirar hacia adelante. Mueve los pies también, hasta que estén a unas 6 pulgadas (15,24 cm) de distancia entre sí.

Movimiento de ejercicio

La flexión de brazo escapular requiere solo un pequeño movimiento de la posición de tabla. Si es necesario, baja tus pies a tus rodillas para que la misma sea ligeramente más fácil. Aprieta los omóplatos juntos, lo cual bajara ligeramente tu torso. Sin embargo, no dobles los brazos. Cuando hayas juntado la escápula lo máximo posible, libera el ejercicio y vuelve a la posición inicial.

Beneficios

Hace flexiones de brazos escapulares ayuda a los músculos a controlar los omóplatos y ayuda a tirar los brazos hacia atrás. Fortalecer estos músculos ayuda a mejorar tu postura así como a tirar tus hombros hacia atrás y sentarte derecho. Este ejercicio específicamente entrena un músculo conocido como el serrato anterior, el cual es un músculo de escápula que es difícil de ejercitar a través de entrenamientos tradicionales como el remo. Un músculo escapular más fuerte puede ayudar a evitar lesiones. Esto es particularmente útil si juegas un deporte que quiere un amplio movimiento de hombros para ser efectivo, como el tenis, golf o béisbol.

Consejos

Cuando hagas estas flexiones, no comiences con hombros encogidos. Levantar los hombros demasiado alto puede causar dolor en la escápula y no ejercita los músculos con la misma efectividad. Si estás teniendo problemas para sentir el movimiento, hazlo más lento al contar hasta cinco cuando juntes los omóplatos y luego cuenta hasta cinco al separarlos. Al principio, puede que solo hagas tres repeticiones. A medida que ganes fuerza, podrás ejercitar hasta series de 15 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por lautaro rubertone