Flexiones de bíceps que no provocan tendinitis

La tendinitis es una condición dolorosa que puede presentarse en cualquier articulación, pero es más común en los hombros, codos, muñecas y talones. Se trata de la inflamación e irritación de un tendón (una estructura fibrosa que une el músculo al hueso). Las flexiones de bíceps pueden ser un factor de riesgo para el desarrollo de la tendinitis en el codo; sin embargo, no hay un tipo específico de flexión que sea el principal culpable del malestar.

Causas

La tendinitis puede ser producto de una herida severa o repentina, aunque su causa suelen ser los movimientos reiterados. El ejercicio en exceso, como realizar un alto volumen de flexiones de bíceps, es un factor de riesgo para la tendinitis del codo, conocida a veces como codo de tenista o lanzador. Los movimientos repetitivos generan tensión y un uso excesivo de una articulación, lo que puede provocar una inflamación del tendón. El riesgo se incrementa si la técnica es mala y si se emplea mucho peso.

Flexiones de bíceps

No hay un tipo específico de flexiones de bíceps que provoque tendinitis. Es el movimiento reiterado de flexionar el codo constantemente contra la resistencia lo que acaba por irritar e inflamar tu tendón. Algunas clases de flexiones de bíceps pueden hacerte más propenso a experimentar la tendinitis, como las que te limitan a una trayectoria de movimiento. Usa diferentes equipos y realiza variaciones distintas de las flexiones para evitar repetir ese mismo trayecto.

Variaciones

Las flexiones de bíceps con barra traban tus brazos en un trayecto de movimiento, pero las mancuernas te permiten cambiar el agarre y el rango del movimiento durante el ejercicio. Esto puede reducir el riesgo de tendinitis porque no repites el mismo movimiento en la misma trayectoria. Prueba con un agarre neutro, un agarre invertido, amplio o estrecho. Usa mancuernas, bandas de resistencia y una máquina con poleas para variar el movimiento.

Consideraciones

No sobreentrenes tus bíceps con series y repeticiones excesivas. Los ejercicios para la espalda también trabajan los músculos de los bíceps, así que concéntrate en ejercicios de espalda compuestos, como los remos, tirones y dominadas. Culmina tu entrenamiento con dos a tres series de flexiones de bíceps para fatigar el músculo en ocho a 12 repeticiones. Consulta a un médico si experimentas dolor en el codo. El tratamiento inicial para la tendinitis es el descanso. Deja de realizar las flexiones de bíceps o cualquier otro ejercicio que pueda agravar el codo.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por laura guilleron