La figura de pera antes y después de perder peso

Los individuos que tienen una figura en forma de pera tienden a perder peso primero de la cara y parte superior del cuerpo. Conforme continúas perdiendo peso, sin embargo, la variación en ese peso se manifestará en otros lugares también. Toma medidas antes y después de tu adelgazamiento para ayudar a medir tu progreso. Con el equilibrio adecuado de dieta y ejercicio, podrás perder peso, mantenerte en forma y crear definición en la parte superior de tu cuerpo.

Identificación

Entre las características de la figura en forma de pera se incluyen hombros más angostos y una tendencia a almacenar peso extra en la parte inferior del cuerpo. Aunque la forma de pera es más común en mujeres, los hombres también pueden llegar a desarrollar una figura con esta forma. Aunque la forma del cuerpo y las tendencias al sobrepeso u obesidad son muy probablemente genéticas, MedlinePlus menciona los hábitos de dieta y ejercicio como los principales responsables de los problemas de peso.

Factores

Las estrategias de pérdida de peso siguen algunos principios básicos, sin importar la forma del cuerpo. Para poder adelgazar, necesitas crear un balance negativo de calorías. La American Heart Associations recomienda que tomes una aproximación al control de peso determinando primero la cantidad de calorías que necesitas para lograr tu peso meta y tu nivel de actividad física. Fija tu peso meta de manera que tomes en cuenta las 250 a 500 calorías menos de las que quemas.

Potencial

Aunque los genes tienen una fuerte influencia en la forma de tu cuerpo, el tonificar la parte superior de tu cuerpo al tiempo que pierdes peso puede ayudar a balancear tus proporciones. Los ejercicios de fortalecimiento que trabajan los brazos y hombros ayudan a definir la parte superior del cuerpo y a crear músculo magro que pueden quemar calorías. Un régimen de ejercicios cardiovasculares intensivo también puede hacer la diferencia, quemar más calorías y acelerar la pérdida de peso.

Consideraciones

Una figura de cuerpo en forma de pera puede ubicarte en un menor riesgo de sufrir problemas de salud relacionados con el peso, de acuerdo con la Weight-Control Information Network. El exceso de grasa alrededor de la región media del cuerpo, una característica común de los individuos con figura en forma de pera, te pone en un mayor riesgo de sufrir enfermedades de corazón y diabetes tipo 2, de acuerdo con el National Heart, Lung and Blood Institute. Las mujeres que cargan más peso en la parte inferior del cuerpo pueden experimentar un cambio en la distribución de su peso después de la menopausia, tomando más una figura en forma de manzana.

Mantenimiento

El mantenimiento de peso una vez que hayas alcanzado tus metas descansan en las mismas estrategias que te ayudaron a librarte del peso. El ejercicio regular y una dieta saludable que cumpla tus necesidades calóricas son necesarios para mantener tu nuevo peso, sin importar la forma de tu cuerpo. Apóyate en una dieta rica en frutas, vegetales, granos enteros y productos lácteos libres de grasa. Come carnes magras y carne de aves de corral con moderación e incluye pescado en tu plan de alimentación por lo menos dos veces a la semana. Pasa de 30 minutos a una hora ejercitándose cada día y continúa haciendo ejercicios de tonificación para la parte superior del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por reyes valdes