Fideos de huevo versus nutrición en pastas

Si estás buscando comidas rápidas de preparar, o simplemente un plato reconfortante al final de una semana difícil, los fideos de huevo y la pasta pueden ser lo ideal. Ambos están hechos de una mezcla de trigo y huevos, y se pueden sustituir los fideos de huevo en lugar de la pasta regular en las recetas. Sin embargo, como su nombre lo indica, los fideos de huevo contienen una mayor proporción de huevos con respecto al trigo que la pasta regular. Las dos pastas comparten varias similitudes nutricionales, pero ofrecen ligeramente diferentes cantidades de algunos minerales y vitaminas.

Desglose nutricional

Una taza, ya sea de pasta cocida o de fideos de huevo cocidos aumenta tu consumo de energía por 221 calorías, el 11 por ciento de tu ingesta diaria en una dieta de 2,000 calorías. En ambos casos, los hidratos de carbono representan la mayor parte de estas calorías, y pasta y fideos de huevo contienen 43 y 40 gramos de carbohidratos por porción, respectivamente. La pasta ofrece un poco más de fibra por porción, con 2,5 gramos, en comparación con 1,9 gramos de fideos de huevo. Cada porción de pasta proporciona 10 por ciento de la ingesta diaria de fibra recomendada para las mujeres y el 7 por ciento para los hombres. La pasta también contiene un poco más de proteínas que los fideos de huevo, 8.1 gramos, frente a los 7,3 gramos. Esta proteína mantiene tu cabello fuerte y saludable y nutre tus huesos y piel.

Selenio y magnesio

Los fideos de huevo y la pasta ofrecen cantidades más o menos comparables de selenio, un oligoelemento que tus células necesitan para la función de la enzima, pero los fideos de huevo ofrecen más magnesio. El selenio activa las enzimas que combaten el desarrollo del cáncer, mantienen los vasos sanguíneos saludables y promueven el correcto funcionamiento de tu glándula tiroides. Una porción de cualquiera de ellos, proporciona aproximadamente dos tercios del selenio que necesitas en un día. El magnesio en los fideos y la pasta también activa las enzimas, incluyendo aquellas necesarios para hacer el ADN y producir energía. Una porción de fideos ofrece 34 miligramos de magnesio, 11 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y el 8 por ciento para los hombres, mientras que la pasta tiene 25 miligramos por porción.

Niacina y folato

Los fideos de huevo también ofrecen un poco más de niacina y ácido fólico, vitaminas B-3 y B-9, respectivamente, por porción en comparación con la pasta. La niacina forma un componente de coenzimas que ayudan en la producción de energía, y también controla la actividad genética en los tejidos. El folato ayuda a producir ADN y proteínas, lo que hace que sea esencial para el crecimiento de células sanas. Cada porción de fideos ofrece 3,3 miligramos de niacina, 24 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y 21 por ciento para los hombres-, así como 134 microgramos de ácido fólico, o un tercio de la ingesta diaria recomendada. Una porción de pasta contiene sólo 2,4 miligramos de niacina y 102 microgramos de ácido fólico.

Cocinar con pastas y fideos de huevo

Usa fideos o pasta como base para comidas saludables. Combina la pasta con pimientos rojos asados, pesto de albahaca y aceitunas kalamata picadas para un plato vibrante y colorido, o mezcla los fideos con salsa de calabaza, hecha de puré de calabaza, salvia fresca, aceite de oliva y una cucharada de yogur griego, para una plato reconfortante. Si vas a sustituir los tallarines de huevo de pasta en tus recetas, usa 2 tazas de fideos secos por taza de pasta cocida, recomienda University of Nebraska at Lincoln. Por ejemplo, si tu receta requiere de 2 tazas de pasta cocida, utiliza 4 tazas de fideos de huevo sin cocer.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mayra cabrera