Fibromialgia y deficiencias nutricionales

La fibromialgia es una enfermedad que causa debilidad muscular, fatiga y dolor generalizado. La causa de la fibromialgia aún no se entiende a la perfección, de modo que puede ser difícil de tratar. Sin embargo, las deficiencias de algunos nutrientes pueden contribuir con los síntomas de la fibromialgia en algunas personas. En ciertos casos, solucionar la deficiencia puede reducir los síntomas. Consulta con tu médico antes de realizar cambios drásticos en la dieta.

Hierro y fibromialgia

La falta de hierro en la dieta puede contribuir con el desarrollo de fibromialgia. El hierro, que se encuentra en las verduras de hojas verdes y las carnes, es necesario para que el cuerpo produzca nuevos glóbulos rojos. La falta de hierro puede disminuir glóbulos rojos, situación conocida como anemia, que causa fatiga. Un estudio publicado en 2008 en "Clinical Rheumatology" demostró que la fibromialgia es más común en personas que sufren de anemia por deficiencia de hierro.

Vitamina D y fibromialgia

Una posible relación causal que aún no está probada es la de la falta de vitamina D y la fibromialgia. La vitamina D se agrega a muchos productos lácteos y es importante para la absorción de calcio. Algunos estudios científicos afirman que la falta de vitamina D se asocia con el incremento de la incidencia de fibromialgia, mientras que otros estudios no respaldan esta afirmación. Según los resultados de varios estudios, el Vitamin D Council afirma que no existe evidencia que afirme que la falta de vitamina D reduce el riesgo de sufrir fibromialgia. La falta de vitamina D puede ser el resultado de algunas afecciones, no la causa, según informa el Vitamin D Council, que también indica que la vitamina D reduce la inflamación. Además de obtener esta vitamina por medio de los alimentos, el cuerpo puede producirla cuando la piel se expone a la luz solar.

Aminoácidos de cadena ramificada

Los aminoácidos son los compuestos que forman todas las proteínas. Los aminoácidos de cadena ramificada son un subconjunto de aminoácidos que incluyen valina, leucina e isoleucina. Las personas que sufren de fibromialgia a menudo tienen niveles bajos de aminoácidos. Estos compuestos son necesarios para proporciona energía a los músculos y para ayudar al cuerpo a elaborar nuevas proteínas. Estos aminoácidos también ayudan a elaborar diversos químicos que el cerebro necesita para funcionar de forma adecuada. La deficiencia de aminoácidos de cadena ramificada también puede afectar la función de los músculos y producir sensibilidad muscular y otros síntomas de la fibromialgia. Estos compuestos se pueden encontrar en carnes, nueces, frijoles, hongos y proteína de soja.

Otro nutrientes

La deficiencia de otros nutrientes también puede contribuir con la fibromialgia. Un estudio publicado en 2011, en "Journal of Korean Medical Science" analizó los niveles de minerales presentes en el cabello de mujeres que sufren de fibromialgia. Se determinó que estos pacientes tenían niveles más bajos de calcio, magnesio y manganeso en el cabello, situación que indica que la falta de estos minerales puede contribuir con el desarrollo de fibromialgia.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por vanesa sedeño