¿La fibra disminuye los niveles de colesterol y de triglicéridos?

Todos los alimentos vegetales contienen fibra dietaria, compuesto que cumple un rol fundamental en la salud. Existen dos tipos de esta fibra: soluble e insoluble. El primer tipo promueve niveles saludables de colesterol y de triglicéridos, y el segundo tipo promueve la salud digestiva. Por esta razón, los profesionales médicos consideran que la fibra es saludable para el corazón.

Las dos caras de la grasa

Hay un dicho que dice: "Las grasas son equivalentes al sabor", y si bien esto puede ser cierto, la grasa dietética no sólo sirven para aportar sabor. El exceso de grasas puede aumentar el nivel de colesterol en sangre, de modo que se acumula y pone en riesgos al corazón. Además, el cuerpo almacena grasa dietaria en forma de triglicéridos. Cuando el nivel de triglicéridos en sangre es demasiado alto, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas aumenta.

Acción de la fibra soluble

La fibra es la parte que no se digiere de los productos vegetales compuestos de polisacáridos, es decir hidratos de carbono. Cuando ingieres grasas, el colesterol que se produce llega al intestino delgado. La fibra soluble también llega al intestino, en donde se combina con agua para formar una sustancia de consistencia gelatinosa. Este gel se une a una parte del colesterol presente en el intestino delgado y lo elimina del cuerpo, según señala el Bell Institute of Health and Nutrition. Los científicos creen que de esta forma la fibra disminuye los niveles de colesterol. La fibra soluble también ayuda a controlar los niveles de triglicéridos.

Dónde y cuánto

Las fuentes con abundante cantidad de fibra soluble incluyen: salvado de avena, semillas de linaza, avena, salvado de trigo, frijoles (beans), lentejas (lentils), y algunas frutas y verduras. La ingesta recomendada de fibra se refiere a los dos tipos de fibra, no sólo a la soluble. Los alimentos con gran cantidad de fibra contienen ambos tipos. Harvard Health Publications recomienda consumir entre 25 y 35 gramos de fibra por día. Es ideal incrementar el consumo de fibra de manera gradual en un período de dos o tres semanas.

Conoce tus niveles particulares

Tu médico puede realizarte un análisis de sangre para que conozcas tus niveles de colesterol y triglicéridos. Debes tener un nivel de colesterol total en sangre menor a 200 mg por decilitro. En el caso de los triglicéridos, debes tener un nivel menor a 100 mg por decilitro. La lipoproteína de baja densidad, LDL, es una forma perjudicial de colesterol, de modo que tus niveles de LDL deben estar por debajo de los 100 mg por decilitro. El rango óptimo de la lipoproteína de alta densidad, HLD, la forma beneficiosa de colesterol, debe ser de 60 mg por decilitro o más.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por vanesa sedeño