Fibra en tu dieta

La fibra en la dieta solo se puede encontrar en los alimentos que vienen de las plantas, tales como las frutas y verduras. La fibra en la dieta ayuda a mantener la salud de tu tracto digestivo, pero también puede ayudar a prevenir ciertas enfermedades, incluyendo las del corazón y la diabetes. La mayoría de la gente debe tratar de comer de 20 a 35 gramos de fibra cada día.

Tipos de fibra

La fibra es un tipo de carbohidrato que el cuerpo humano no puede descomponer y absorber. Como resultado, pasa a través del tracto digestivo sin cambios. Hay dos tipos diferentes de fibra. La fibra soluble se disuelve en agua para formar un gel. La fibra insoluble, por otra parte, no se disuelve bien en el agua. Ambos tipos de fibra proporcionan beneficios para el cuerpo.

Fibra y digestión

Debido a que tu cuerpo no puede absorber la fibra, ésta añade volumen adicional a las heces y ayuda a prevenir el estreñimiento. El bulto agregado también puede hacer que te sientas lleno más rápido, lo que te impide comer en exceso. Además, la fibra puede proporcionar el alimento para las bacterias que viven en el colon, que a su vez producen sustancias químicas que mejoran la salud del colon.

Fibra y otras enfermedades

Comer más fibra puede ayudar a reducir tu riesgo de desarrollar enfermedad coronaria. De acuerdo con la Escuela de Salud Pública de Harvard, una dieta alta en fibra reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 40 por ciento en comparación con una dieta baja en fibra. La fibra también puede reducir el riesgo de una colección de problemas de salud llamado "síndrome metabólico", una combinación de presión arterial alta, niveles altos de triglicéridos, exceso de peso, niveles altos de insulina y niveles bajos de colesterol HDL. Una dieta alta en fibra también puede reducir tu riesgo de cáncer de colon y de diabetes tipo 2.

Alimentos ricos en fibra

Muchas frutas y verduras pueden añadir fibra a tu dieta. Los frijoles son una buena fuente de fibra, la mitad de una taza de frijoles puede añadir entre aproximadamente 6 y 9 gramos de fibra. Otras buenas fuentes de fibra incluyen las alcachofas, las peras, patatas dulces, ciruelas y moras. Sustituir los panes y productos horneados para aquellos hechos con harina blanca refinada también te dará más fibra.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por katherine bastidas