Férula nocturna hecha en casa

La inmovilización de la muñeca y la mano en la noche con una férula es una forma efectiva para prevenir una lesión adicional por condiciones tales como la tendinitis, síndrome del túnel carpiano, esguinces y fracturas. La inmovilización mientras duermes se puede lograr utilizando una férula hecha en casa. Es fácil de hacer, barata y tan eficaz como una de venta comercial.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Venda de compresión
  • Cinta quirúrgica
  • 4 palitos de paleta
  • Tijeras
  • Calcetín viejo

Instrucciones

  1. Utiliza un viejo calcetín.

    Corta el extremo de los dedos del calcetín con las tijeras. Colócalo a un lado.

  2. Reutiliza los palitos de la paleta.

    Pega con cinta los extremos de 2 palitos para hacer una tira rígida. Deja que se superpongan alrededor de una pulgada (2.54 cm). Repite con los otros 2 palitos para hacer una segunda tira rígida. Coloca las dos tiras a cada lado con la cinta para formar una sola banda ancha.

  3. Acomoda el calcetín cortado en tu mano.

    Mete tu mano en el calcetín y que tus dedos sobresalgan por donde lo cortaste . Cierra con cinta entre el dedo pulgar y el índice para que no se deslice hacia atrás.

  4. Deja medio metro de venda para el amarre posterior.

    Envuelve tu mano y la muñeca con la venda de compresión. Comienza en la muñeca y dale dos vueltas, a continuación, lleva la venda hacia arriba y alrededor de la mano entre la mano y el pulgar. Envuelve el vendaje alrededor de la mano, entre el dedo pulgar y luego de vuelta al otro lado de la mano por la que comenzaste la primera vez. Envuelve alrededor de la muñeca de nuevo. Envuelve otra vez del lado que viene, para asegurar un vendaje cruzado. Al envolver la mano de esta manera te quedarán aproximadamente 20 pulgadas (50,8 cm) de la venda colgando libremente.

  5. Ahora coloca la férula hecha con los palitos.

    Coloca la tira de palitos en la parte posterior de tu mano. Deja que la tira cuelgue de manera uniforme sobre la muñeca para que la mitad de ella sea para tu antebrazo y la otra mitad para la mano.

  6. ¡Listo! Ya tienes una férula hecha en casa.

    Continúa envolviendo de forma cruzada con la venda de compresión alrededor de la muñeca y de la mano para rodear las tiras que hiciste con los palitos. Asegúrate de que el vendaje no quede apretado porque restringe el flujo de sangre. El extremo de la venda la puedes pegar con cinta para mantenerla cerrada o puedes utilizar una correa de velcro, correa elástica u otro medio de cierre para el vendaje.

Consejos y advertencias

  • Usa cinta adicional para asegurar la tira de palitos al vendaje.
  • Asegúrate de que no seas alérgico a la cinta quirúrgica. De lo contrario, sustituye por cinta adhesiva hipoalergénica.

Más galerías de fotos



Escrito por christian walker, ph.d. | Traducido por dennis de la barrera