Tos ferina en adolescentes

La tos ferina, también conocida como pertussis, se ve normalmente en la primera infancia, pero también puede afectar a los adolescentes. Recibe su nombre debido a una especie de "silbido" estridente que aparece cuando los pacientes son atacados por una tos violenta y convulsa con sensación de asfixia, explican los Centers for Disease Control and Prevention. La aplicación temprana de la vacuna triple DTaP (difteria, tétanos y tos ferina acelular) suele ofrecer protección en los adolescentes, pero no garantiza la inmunidad. La tos ferina es una enfermedad contagiosa y puede permanecer en el sistema hasta durante 10 semanas, advierten los CDC.

Síntomas

Los síntomas de la tos ferina a menudo no se presentan, sino hasta tres semanas después de la exposición a los bacilos que la provocan, apunta la clínica Mayo. Aunque los síntomas suelen ser leves al principio, progresan rápidamente hasta el punto en que se presenta la tos con el sonido característico de la enfermedad. De acuerdo con KidsHealth.org, los primeros síntomas incluyen molestias parecidas a las del resfriado común, como secreción nasal, ojos llorosos, estornudos, fiebre leve y tos seca. A medida que la enfermedad avanza, se experimenta fatiga profunda y tos espasmódica y ruidosa.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la tos ferina se confirma generalmente por medio de un examen físico completo y de una revisión de la historia oral junto con radiografías del tórax y muestras de sangre y esputo, explica con KidsHealth.org. Debido a que la tos ferina es causada por un organismo bacterial, se recetan antibióticos para erradicar la infección y prevenir su propagación, agregan los CDC. La inhalación de vapor ayuda a aclarar las secreciones respiratorias viscosas, tal y como lo hace el hecho de beber mucho líquido, explican los expertos médicos de la clínica Mayo. Por otra parte, al tomar analgésicos de venta libre, es posible ayudar a reducir la fiebre y a eliminar el dolor de garganta y cuerpo. El descanso es importante durante las fases agudas de la enfermedad debido a que a menudo, se presenta fatiga severa que no se puede tratar.

Complicaciones

De acuerdo con los CDC, a pesar de que la tos ferina puede desarrollar ciertas complicaciones, por lo general éstas son menos graves en adolescentes, especialmente cuando han sido vacunados. Los expertos médicos de los CDC también explican que las complicaciones pueden incluir incontinencia urinaria, desmayos, pérdida de peso, fractura de costillas causada por los espasmos severos y episodios graves de tos. Otra complicación de la tos ferina se relaciona con su naturaleza altamente contagiosa. En ese sentido, todas las personas que entran en contacto con el paciente están en riesgo de contraer también la enfermedad.

Prevención

La prevención de la tos ferina se realiza a través de la vacunación, advierte Vaccines.gov, un sitio web informativo afiliado al U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos). Aunque no existen formas infalibles para evitar el contagio de este mal, el adolescente puede tomar medidas para minimizar su riesgo, como puede ser lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto con pacientes diagnosticados con dicha enfermedad, llevar una dieta saludable y descansar lo suficiente. También es importante controlar el estrés, que puede causar decaimiento del sistema inmune, aumentando el riesgo de infección.

Más galerías de fotos



Escrito por meadow milano | Traducido por pei pei