Fechas de caducidad en las comidas enlatadas

Las fechas de caducidad están estampadas en los paquetes de alimentos como una forma de mantener a los consumidores a salvo. Puedes enfermarte si consume ciertos alimentos, como la carne o productos lácteos, por lo que es importante prestar mucha atención a las fechas estampadas en los alimentos. Los productos enlatados son un poco diferentes, sin embargo, la fecha en la lata es técnicamente un consejo de "mejor consumir antes de" en lugar de una fecha de caducidad exacta.

Reglas para las fechas de caducidad


Con la excepción de los preparados para lactantes, no es una ley federal que los fabricantes pongan una fecha de caducidad en el embalaje de los alimentos.

Con la excepción de los preparados para lactantes, no es una ley federal que los fabricantes pongan una fecha de caducidad en el embalaje de los alimentos, aunque 20 estados tienen sus propias normas esto de acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Pero si, el fabricante pone la fecha en el embalaje, debe incluir mes y año, así como las palabras para describir si esa es la fecha de vencimiento, fecha de caducidad, o la fecha después de la cual el producto comenzará a perder frescura. Los fabricantes de alimentos deben cumplir con las leyes federales que requieren que la comida sea sana y apta para el consumo humano. La Food and Drug Administration de Estados Unidos puede investigar a cualquier fabricante de alimentos que no siga esta pauta.

Sobre comida envasada


Las fechas de caducidad no se encuentran en los alimentos enlatados, salvo en casos excepcionales.

Las fechas de caducidad no se encuentran en los alimentos enlatados, salvo en casos excepcionales, de acuerdo con el sitio web de la Universidad Estatal de Colorado en su Extensión Cooperativa. En cambio, la mayoría de los productos enlatados tienen una fecha que sugiere que los consumidores la consuman antes de cierta fecha para una mejor calidad. Esta fecha abarca por lo general dos años desde que la comida se conserva. Muchos alimentos enlatados están todavía seguros y comestibles después de dos años, pero podrían tener un aspecto degradado y saber diferente. Una excepción son los alimentos ácidos, como los productos de tomate en conserva y frutos cítricos en conserva, que sólo se mantienen año y medio. Otra excepción es la fórmula infantil, que nunca se debe utilizar después de la fecha de vencimiento.

Cuando tirar esas latas


Si abres una lata de comida y encuentras que la comida tiene un olor extraño o apariencia, toma la precaución y tírala a la basura.

Los productos enlatados tienen una vida útil larga, pero hay momentos en los que deberás tirar esas latas, incluso si la fecha estampada en la parte inferior no ha llegado todavía. Debes tirar las latas que estén abolladas a la tienda donde las compraste, de acuerdo con el sitio web de la Universidad Estatal de Colorado. Aunque es raro las, latas abolladas pueden estar contaminadas con la bacteria del botulismo. Esta bacteria se mezcla con la comida cuando las abres. Estas son señales adicionales de que la comida en el interior se ha echado a perder. Si abres una lata de comida y encuentras que la comida tiene un olor extraño o apariencia, toma la precaución y tírala a la basura.

Consejos adicionales


Para mantener las latas lo más seguras posibles, almacénalas en un lugar oscuro y seco.

Para mantener las latas lo más seguras posibles, almacénalas en un lugar oscuro y seco, como un gabinete de cocina o la despensa. Si tiendes a mantener las latas durante largos períodos de tiempo, es posible que tengas que apuntar la fecha de compra con un marcador permanente, sobre todo si no hay una fecha impresa en el envase. Todo depende de que el consumidor compruebe las fechas de los productos enlatados, o cualquier otro alimento. Las tiendas podrían vender los alimentos después de la fecha impresa en el exterior del paquete, advierte la FDA. Ya sea debido a negligencia o simples errores humanos, es posible que la comida expire en las tiendas, así que siempre verifica las fechas antes de comprar artículos.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por sofia semo