Fatiga extrema luego de las comidas

Sentirse cansado y con sueño después de una comida no es una reacción poco común. Muchas personas incluso esperan que sus cuerpos, para decirlo de alguna manera, se apaguen después de comer. Sin embargo, la comida no debe hacer que te sientas fatigado. De hecho, debes sentir exactamente lo contrario, dado que comer los alimentos adecuados te da tu nutrición esencial para la energía. Puede que te sientas muy cansado después de comer por varias razones. Habla con tu médico si sospechas que tienes algún problema de salud que causa la fatiga después de comer.

Diabetes


Los picos en los niveles de azúcar en la sangre por la alimentación pueden hacer que te sientas cansado y aletargado.

La diabetes es una enfermedad que afecta a la producción de insulina de tu cuerpo, que es necesaria para controlar tus niveles de azúcar en la sangre. Cuando comes, tu cuerpo comienza a almacenar el azúcar en sus células, pero como diabético, tu cuerpo no produce suficiente insulina para ayudarte a controlar la cantidad de azúcar se está almacenando. Los picos en los niveles de azúcar en la sangre por la alimentación pueden hacer que te sientas cansado y aletargado, debido al exceso de azúcar en tu corriente sanguínea y tus células. Cuando nuevamente hay suficiente insulina producida para regular tus niveles de azúcar en la sangre, la glucosa puede ser quemada como energía, por lo que te sientes menos cansado.

Calidad de la comida


Los alimentos que proporcionan buenos valores nutricionales energía durante períodos más prolongados.

Los tipos de alimentos que comes juegan un papel importante en la forma en que tu cuerpo reacciona cuando procesa y absorbe los alimentos. Si comes principalmente alimentos que ofrecen poco valor nutricional, es muy probable que comiences a sentirte fatigado. Los alimentos que hacen poco por tus niveles de energía suelen ser altos en grasas saturadas, azúcar y sal. La mayoría de los alimentos procesados ​​caen en esta categoría. Tu cuerpo descompone y absorbe estos alimentos rápidamente, haciendo que tu sistema digestivo trabaje duro por un período breve. Esto conduce a la fatiga. Los alimentos que proporcionan buenos valores nutricionales requieren un tiempo mayor de descomposición y absorción, dándote energía durante períodos más prolongados.

Pociones de comida


Trata de comer cuatro o cinco comidas más pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes.

La cantidad de alimentos que comes es otro factor importante en cómo te sientes después de una comida. Si comes alimentos saludables, grandes o pequeños, tu cuerpo tendrá energía. Si, de lo contrario, comes grandes porciones de alimentos poco saludables, es muy probable que sientas la necesidad de tomar una siesta después. Si tienes alimentos saludables como parte de tu dieta, trata de reducir el tamaño de las porciones de tus comidas y comer cuatro o cinco comidas más pequeñas al día en lugar de tres comidas grandes. Esto permite que tu cuerpo digiera una cantidad manejable de alimentos, de manera frecuente, a lo largo del día.

Alergias

Ciertos ingredientes en los alimentos pueden causar una reacción alérgica, que pueden hacer que te sientas agotado y fatigado cada vez que tu cuerpo los absorbe. Tu cuerpo debe gastar energía para librarse de un alérgeno que se haya introducido a través de los alimentos que comes. La fatiga se establece debido a que tu sistema inmunológico trabaja para proteger el cuerpo. Habla con tu médico si sospechas que puedes tener una alergia alimentaria. Él puede ayudarte a determinar si eres alérgico a ciertos alimentos y si eso te está causando fatiga después de comer.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por eliana belen doria