Fases de correr a velocidad

Moverse rápidamente de un lado a otro, también llamado correr a velocidad, es una acción requerida en muchos deportes y actividades diferentes. Correr a velocidad puede separarse en cuatro fases, cada una distinguible de las otras al comparar tres variables diferentes. Estas variables son longitud del paso, frecuencia del paso y tiempo de contacto con el suelo.

Fase inicial

La fase inicial del correr a velocidad se conoce como la fase de bloque inicial, donde el corredor está en contacto con los bloques. Esta fase tiene el máximo nivel de tiempo de contacto con el suelo, o el tiempo total en el cual los pies están en contacto con el suelo o los bloques. Aquí es cuando la producción de fuerza es más grande. Con la pierna trasera produciendo una fuerza para solo el 45% del tiempo de contacto, la pierna frontal se considera que es la más importante para el arranque. La distancia del paso y frecuencia del paso no son factores en esta fase porque el corredor no está en movimiento.

Fase de aceleración

Una vez que el corredor se mueve de los bloques, comienza a acelerar al incrementar la frecuencia y longitud de los pasos. La longitud del paso en esta fase de ser de entre 30 a 50 metros entre los mejores corredores durante una carrera de 100 metros. Durante la aceleración, el tiempo en que el pie está en contacto con el suelo es relativamente más largo para generar altos niveles de fuerza, pero disminuye a medida que el corredor logra la máxima velocidad.

Fase de velocidad constante

La fase de velocidad constante puede ser submáxima, máxima o supramáxima y se caracteriza por tener tanto la frecuencia como la longitud de los pasos manteniendose constantes por un período de tiempo. Esta fase se logra generalmente entre los 60 y 80 metros en hombres y 50 a 70 metros en la mujer. En un principio, los mejores corredores pueden sostener esta fase por una distancia de 10 a 20 metros. La diferencia entre la elite y la sub-elite de corredores es la frecuencia del paso, demostrando que es importante mantener la longitud de este.

Fase de desaceleración

La última fase se categoriza por disminuir la velocidad de la corrida, usualmente ocurriendo entre los 80 y 100 metros en los mejores corredores. La velocidad comienza a disminuir en una escala de ,5 a 1,5 metros por segundo a causa de la fatiga central y periférica. Esta es causada principalmente por la disminución de la frecuencia del paso, a medida que su longitud y el tiempo de contacto con el suelo incrementan cuando se compara con la tercera fase.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew percia | Traducido por lautaro rubertone