Familias rotas y comportamiento infantil

Una familia rota, una familia en la que los padres están separados o divorciados, es perjudicial para la vida de tu hijo sin importar con cuanto cuidado que lo protejas. Con el tiempo, tu pequeñín llegará a aceptar su nuevo "normal", pero debes reconocer que se necesita tiempo para que ocurra esta aceptación y que los golpes del comportamiento se producirán en el camino.

Los sentimientos de tu hijo

Para entender el comportamiento de tu hijo, reconoce los sentimientos que están causando su comportamiento. HealthyChildren.org, un sitio web gestionado por la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de Pediatría), recuerda a los padres que, salvo en casos de abuso, la mayoría de los niños no quieren que sus padres se divorcien y ven el final del matrimonio como una pérdida. Debido a la interrupción y al cambio que el divorcio trae a la vida de un niño, debes darte cuenta que son probables los cambios en el comportamiento mientras sufre la pérdida y debes prepararte para ayudarle a hacerle frente con eficacia.

Niños más pequeños

El autor y pediatra Dr. William Sears, en Askdrsears.com, dice que los comportamientos de los niños más jóvenes comúnmente presentan una regresión después de un divorcio debido a sus incertidumbres y preocupaciones de que el otro progenitor ya no estará alrededor. Tu chiquitín podría parecer más inseguro de lo normal, podría despertar con terrores nocturnos, tal vez chuparse el pulgar otra vez y podría llegar a ser propenso a tener accidentes durante el uso del baño diario o enuresis nocturna. A veces un niño reaccionará con enojo y se volverá agresivo hacia ti o con sus compañeros.

Niños mayores

Los adolescentes y los niños en edad escolar podrían culparse a sí mismos por el divorcio de sus padres o sentir resentimiento hacia ellos provocando un cambio tan importante, o ambos. El rendimiento académico de un niño mayor puede sufrir y podría comenzar a participar en algunas formas de comportamiento rebelde como salir con la gente equivocada o tener una rabieta durante la clase.

Cómo puedes ayudar

Sears insta a los padres que sean reafirmados y amen a su hijo después de un divorcio y legitimen sentimientos y conductas a tus hijos. Dale la tranquilidad a menudo de que el divorcio no es su culpa, sino es el resultado de la manera en la que tú y tu pareja se sienten uno por otro, no por él. Aunque varios cambios importantes pueden ocurrir como resultado del divorcio, incluyendo una nueva escuela y una casa nueva, intenta entretenerles tanto tiempo como sea posible. Trabaja con tu ex para mantener una relación civil y las normas consistentes tanto en tus casas para que tu niño tenga tanta estabilidad como sea posible.

Más galerías de fotos



Escrito por carly seifert | Traducido por maria gloria garcia menendez