Una familia ensamblada: Paternidad en equipo

Según el Centro Nacional de Investigación de la Familia y el Matrimonio, aproximadamente un tercio de todos los hogares en los Estados Unidos son familias ensambladas. En las familias ensambladas, todos deben trabajar juntos como un equipo para crear una transición suave y un ambiente seguro. Dos adultos pueden estar enamorados, pero los niños no. Tener en cuenta sus sentimientos y priorizarlos ayudará a asegurar una familia ensamblada con éxito, en lugar de una estadística más.

Sé paciente

Una familia ensamblada es un gran cambio para todos, especialmente para los niños. Es importante que los adultos sean tan pacientes como sea posible, y permitan una relación natural con los padrastros. No obligues a tus hijos a llamar a los padrastros mamá o papá o mostrar afecto. El amor crece lentamente, y si los niños se sienten forzados a ello, pueden rechazar la situación y comportarse mal. KidsHealth informa que los niños pueden enojarse y tener dificultades para llevarse bien con su nuevo padrastro o madrastra. A veces, trabajar sobre esto en el hogar no funciona y se necesita ayuda externa, como la terapia familiar. Empowering Parents atribuye esto a la experiencia de dolor de los niños tras el divorcio e incluso pueden continuar sintiéndose así con un nuevo matrimonio. Los niños no pueden tener la capacidad o las habilidades para expresar sus sentimientos. Respeta los sentimientos de los niños y entiende que va a tomar tiempo. Haz que los niños se sientan seguros y estables, tranquilizando sus inseguridades. Empowering Parents sugiere a los padres "Que reconozcan el dolor y el quebranto que han creado" y con el tiempo, trata de escuchar y hablar lo que se siente con sus hijos.

Permanece unido

Estén en la misma página como una familia: los padres y padrastros que trabajan juntos, hacen que queden unificados los límites y las reglas. Dr. Sears afirma que los niños no van a prosperar o sobrevivir sin límites, así como tampoco sus padres. Las expectativas de comportamiento y reglas claras combinadas con disciplina constante mantendrá las cosas en orden y los niños van a aprender qué esperar y a ser respetuosos.

Respeto

El respeto funciona en ambos sentidos. Mientras que los niños tienen que ser respetuosos de los adultos, también es importante que sean respetados. En una familia ensamblada, los niños a menudo pueden sentirse dejados de lado e inciertos. Valida los sentimientos de tus hijos, hablando con ellos y ayudándoles a resolver sus sentimientos. Hagan cosas juntos, conéctate mediante juegos o simplemente saliendo a caminar. Asegura a los niños que ellos son una prioridad y que son amados. Su mundo se ha dado vuelta. Con paciencia y respeto, no tardarán en ver que una familia ensamblada significa que hay más personas que los aman.

Tiempo uno a uno

Permite que los niños estén con sus padres y padrastros por separado. El tiempo padre-hijo ayuda a tranquilizar a un niño que no se lo va a cambiar y que su mamá o papá todavía lo ama. Las excursiones con padrastros permiten llegar a conocerse unos a otros y construir una relación en términos menos restrictivos. También es imprescindible que nunca se obligue a los niños a elegir o se les hable más de su mamá o papá "real". Elegir lados la hará sentir culpa y vergüenza y no se podrán establecer las bases para una familia unida.

Más galerías de fotos



Escrito por jenivieve elly | Traducido por daniela laura arjones