¿La falta de sueño puede hacer que pierdas peso?

La falta de sueño puede conducir a lo contrario de la pérdida de peso, es decir, al aumento de peso. Un número creciente de estudios y expertos han correlacionado la conexión entre la fatiga y la obesidad, especialmente la conexión en lo que respecta a la creciente obesidad en la población estadounidense. No dormir lo suficiente cada noche podría afectar tu apetito cuando estás despierto, lo que lleva a un exceso de consumo de alimentos y, por lo tanto, a un aumento de peso. No utilices nunca la falta de sueño como un método para tratar la pérdida de peso, ya que podrías terminar cansado y con más peso.

Estudios sobre obesidad

Un estudio publicado en una edición de 2010 de "Sleep", encontró que específicamente los hombres que dormían menos eran más propensos a aumentar de peso en comparación con los hombres que alcanzaron una cantidad óptima de sueño cada noche. De hecho, los hombres que dormían menos de cinco horas por la noche tenían el doble de probabilidades de sufrir de sobrepeso. Otro estudio publicado en una edición de "Sleep" de 2008 encontró que la relación entre la falta de sueño y la obesidad se hizo evidente tanto en los niños como en los adultos. La falta de sueño no causará pérdida de peso y nunca debe ser usada como una manera de bajar de peso.

Conexión entre el sueño y el peso

Varios expertos han planteado la hipótesis de la razón de la conexión del sueño y la obesidad. Uno de estos expertos, Jean-Philippe Chaput, de la Universidad de Copenhague, que publicó sus ideas en el número de septiembre de 2010 de "Sleep", señaló que la relación entre la fatiga y la obesidad se puede atribuir simplemente a la falta de saciedad. Parece que cuando estás cansado, tu mente no controla tu apetito con tanto cuidado como lo haría si estuvieras bien descansado. Como resultado, puedes comer refrigerios innecesariamente o comer en exceso sin que tu cerebro te diga cuándo parar.

Otros problemas

La obesidad no es el único problema que te pone en riesgo cuando duermes menos de seis horas por noche. La depresión, la fatiga y la obesidad se convierten en un verdadero trío de condiciones, creando un escenario de ¿Qué es primero? ¿El huevo o la gallina? Cada condición engendra a la otra en un círculo vicioso que puede ser difícil de romper. Tratar de controlar y limitar tu sueño como una manera de perder peso no sólo es ineficaz, sino que también puede ser perjudicial para la salud tanto de tu bienestar físico como mental. La National Sleep Foundation recomienda tener al menos siete a nueve horas de sueño cada noche para un mejor nivel de salud.

Alternativas

En lugar de intentar tácticas poco saludables para bajar de peso, quédate con lo que funciona. La pérdida de peso es una simple cuestión de números. Creando un déficit entre el número de calorías consumidas y el número de calorías quemadas cada día, perderás peso. Esto se puede hacer con una variedad de métodos seguros y de sentido común. Comer alimentos que sean bajos en calorías, pero ricos en nutrientes, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos cada día y obtener la cantidad óptima de sueño cada noche, puede ponerte en el camino hacia una mejor salud y una cintura más delgada.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por jaime alvarez