Falta de sudor durante el ejercicio

La falta de sudor o anhidrosis puede ser el resultado de muchas causas, incluyendo la genética y determinados desórdenes médicos. El sudor es la forma que tiene tu cuerpo de enfriarse, y si no logras sudar, te puedes sobrecalentar con facilidad. Si bien algunas personas naturalmente sudan muy poco o menos que otras, consulta a tu médico para que te de un diagnóstico adecuado si observas que no puedes sudar cuando haces ejercicio pesado o cuando la temperatura está muy calurosa.

Sudor

Cuando la temperatura del centro de tu cuerpo se vuelve lo suficientemente caliente, las glándulas sudorosas liberan fluidos y electrolitos sobre la superficie de la piel. El sudor se evapora en la piel, enfriando el cuerpo. La persona promedio nace con 2 a 4 millones de glándulas sudorosas, que no se vuelven completamente activas hasta la pubertad. A pesar de que las mujeres poseen más glándulas sudorosas que los hombres, las glándulas masculinas son más activas.

Causas comunes

Una causa común de la falta de sudor es no recibir los fluidos suficientes en tu cuerpo antes, durante o después del ejercicio. Si no estás tomando demasiado líquido o vas muy seguido al baño, quizás no tengas los fluidos suficientes para sudar. Otra causa común es la falta de intensidad. Si no incrementas mucho la temperatura de tu centro, no tendrás necesidad de sudar. La caminata, por ejemplo, no hace sudar a la mayoría de la gente, salvo que la temperatura esté elevada.

Otras causas

Si estás lo suficientemente hidratado antes, durante y después del ejercicio, y te ejercitas de forma vigorosa pero sigues sin sudar, es posible que tengas un desorden médico subyacente. Las enfermedades de la piel que bloquean las glándulas sudorosas y los trastornos neurológicos, como el síndrome de Guillain-Barre, son motivos comunes de la falta de sudor. Los problemas de los nervios, los trastornos congénitos, los síndromes genéticos y los traumas de las glándulas sudorosas también son causas posibles. Algunas drogas pueden bloquear las glándulas y conducir a la ausencia de sudor.

Consideraciones

Muchas personas que no sudan descubren que es algo de familia. Si bien puede ser tan sólo una peculiaridad de la genética, corres riesgo si no puedes sudar cuando el clima está caliente durante el ejercicio pesado. Consulta a un médico para obtener un diagnóstico adecuado. Él podrá examinarte para asegurarse de que tu falta de sudor no genere inconvenientes. Si te sientes abochornado, suspende todas las actividades y toma una ducha fresca. Si no tienes acceso a una ducha, deja correr agua fría sobre tu rostro o aplica una toalla húmeda sobre tu piel. Bebe muchos fluidos y encuentra un ambiente fresco donde descansar hasta que te sientas fresco.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por laura guilleron