¿Cómo puede la falta de proteínas afectar a una persona?

La proteína se encuentra a través de todo el cuerpo humano: en los músculos, los huesos, el cabello, las uñas, la piel y las enzimas. Es el principal componente estructural de las células de nuestro cuerpo. Los aminoácidos son los bloques básicos de construcción de las proteínas. Se requiere el consumo de proteínas para mantener las del cuerpo, ya que no existen depósitos de aminoácidos para hacer nuevas proteínas. Sin la cantidad adecuada de proteínas, el cuerpo comienza a sufrir degradación muscular y del tejido, y puede llevar a la enfermedad de kwashiorkor o desnutrición proteínica.

Señas de deficiencia


La falta de proteína puede causar fatiga.

La falta de proteínas en la dieta causa inicialmente fatiga, irritabilidad y letargo. Si la ingesta inadecuada continúa, la pérdida de masa muscular, inflamación generalizada, disminución de la inmunidad, debilitación del sistema cardiovascular y respiratorio, y finalmente, la muerte puede ocurrir. Otros posibles síntomas incluyen diarrea, cambios en la pigmentación de la piel, el desarrollo de la dermatitis o erupciones, y cambios en la textura del cabello, grosor y color.

Consumo recomendado de proteínas


El salmón es una rica fuente de proteína.

El tratamiento para la deficiencia de proteínas es simplemente aumentando la ingesta de proteínas con una consumo calórico adecuada. El Instituto de Medicina recomienda al menos 0,8 g de proteína por kg de peso corporal diario; eso es alrededor de 55 g de proteína para una persona de 150 lbs (68 kg). Una pieza de 6 onzas (170 g) de salmón en la cena proporciona más de la mitad de la proteína necesaria para este individuo, 34 gramos. Añade una taza de lentejas, 18 g de proteínas, con 1 taza de arroz, cerca de 5 gramos, para satisfacer las necesidades de proteínas del día.

Tipos de proteína


Los derivados lácteos pueden contener micronutrientes, aunque a su vez contengan altas cantidades de grasas saturadas.

La proteína se puede obtener de fuentes animales como la leche, la carne, el pescado, las aves de corral y huevos, así como de fuentes vegetales como legumbres, frutos secos, guisantes y soya. La Escuela de Harvard en Salud Pública dice que el "paquete de la proteína" es tan importante como la propia proteína. Las fuentes vegetales vienen empaquetados con micronutrientes y fibra. La alta grasa de la carne y los productos lácteos pueden contener los micronutrientes, pero también incluyen altas cantidades de grasas saturadas. Elige fuentes magras de proteínas de origen animal como la opción más saludable.

Micronutrientes y alimentos proteínicos


El magnesio ayuda a liberar energía muscular.

Los alimentos con proteínas proporcionan otros nutrientes, además de los macronutrientes. Vitaminas del grupo B como la niacina, tiamina, riboflavina y B-6, así como la vitamina E, hierro, zinc y magnesio se pueden encontrar en estos alimentos. De acuerdo con la pirámide alimenticia, las vitaminas B juegan un papel en la liberación de energía, el sistema nervioso, la formación de glóbulos rojos, así como ayudar a construir los tejidos; la vitamina E ayuda a proteger contra la oxidación celular; el hierro es necesario para transportar el oxígeno por todo el cuerpo; el magnesio ayuda a fortalecer los huesos y a la liberación de energía a partir del músculo; mientras que el zinc es necesario para la función apropiada de reacciones bioquímicas y del sistema inmunológico.

Más galerías de fotos



Escrito por debra mckenzie | Traducido por ariadna delgado