La falta por pasar el balón a tu portero en fútbol

En fútbol, el arquero o portero es el único jugador en el campo de juego que pueden tomar el balón con sus manos mientras rebota. Para ayudar a asegurar que los privilegios no se utilicen injustamente, una serie de sanciones limitan la capacidad del portero para manejar el balón. Aunque puedan recibir pases de sus propios jugadores, el manejo de la pelota inmediatamente después de un pase puede dar lugar a distintas sanciones en función de las circunstancias.

Regla del pase de vuelta

Tanto en la Federación de Fútbol de EE.UU., o USSF, y las Leyes del Juego de FIFA, la "regla del pase de vuelta" establece que un portero no puede tomar la pelota dentro del área tras un pase deliberado de un compañero de equipo. Si bien esto puede parecer evidente, la norma exige que el pase es deliberado, la pelota no toca ningún otro jugador antes de llegar al arquero y la pelota debe ser pateada, no ser jugada con otras partes del cuerpo. Si el árbitro determina que todas estas condiciones se cumplen, al equipo contrario se le concederá un tiro libre indirecto, o uno que no pueda resultar en gol, desde donde se tocó la pelota con las manos.

Regla del lateral

Similar a la regla pase de vuelta, la regla del lateral en USSF y las reglas de FIFA prohíben que el arquero agarre con sus manos la pelota dentro del área tras un saque de banda por un compañero de equipo. Siempre que la pelota no sea tocada por ningún otro jugador y el pase sea determinado como intencional, un tiro libre indirecto a favor del equipo contrario desde donde el guardameta toca el balón con la mano será cobrado.

Trampa

Aunque esté permitido que un guardameta utilice el pie para jugar la pelota después de un pase directo, los castigos pueden ser cobrados después de una jugada si es considerada como un intento de eludir las reglas de juego. Algunos ejemplos son cabecear deliberadamente, dar rodillazos o usar otras partes de tu cuerpo para pasar el balón a tu guardameta, como la norma del pase de vuelta establece que el balón debe ser golpeado con el pie. Conocido como "engaño", cualquier intento por evitar deliberadamente sanciones a la regla de pase de vuelta puede resultar en un tiro libre indirecto en la adjudicación a favor del equipo contrario desde donde la pelota fue jugada por última vez. Además, el jugador infractor recibe una tarjeta amarilla, o una advertencia, independientemente de si el guardameta toca el balón, el castigo se aplica al intento de burlar las leyes, y no su resultado en sí.

Interpretaciones

Mientras que las reglas de pase de vuelta y lateral afirman que la pelota debe pasar deliberadamente al arquero, el pase no tiene que ir directamente al arquero para que un tiro libre sea concedido. Lanzar o patear el balón al área, por ejemplo, puede ser visto como un intento indirecto de pasar la pelota al arquero, con penas que varían en función de si es o no es visto como un intento de eludir las leyes. Aunque estos pases indirectos pueden ser castigados, el árbitro puede determinar que un pase al parecer directo es un juego aceptable, dependiendo de las circunstancias. Por ejemplo, si el árbitro determina que la pelota salió al portero debido a una desviación accidental, un lateral mal hecho, un pique raro o errar una patada, ninguna infracción puede ser cobrada.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew lee | Traducido por franco castro